El 39 por ciento de los desempleados en Castilla y León no cree que mejorar su formación aumente sus posibilidades de encontrar empleo, según una encuesta de la empresa de servicios de selección y trabajo temporal Manpower. El restante 61 por ciento considera, por contra, que una mayor formación facilita el proceso de búsqueda de trabajo.

Las mujeres confían menos en la formación, llegando hasta el 44 por ciento las que creen que no puede ofrecerles más posibilidades de encontrar trabajo, mientras que en los hombres el porcentaje baja hasta el 37 por ciento. Por grupos de edad, los más jóvenes son los que más importancia le dan a la formación, con 64 por ciento que consideran que ésta aumenta sus posibilidades de encontrar empleo. En el otro extremo se sitúan los más mayores, con un 53 por ciento que cree en la influencia positiva de la formación.

Por comunidades, las personas que buscan empleo en Asturias y Cantabria destacan por ser las que más importancia otorgan a la formación, con un 69 por ciento que creen que mejorar su formación aumenta sus posibilidades de encontrar trabajo. En el otro lado, se encuentran las Islas Baleares, con un 60 por ciento, a Castilla y León, con un 61 por ciento, y a Aragón, Cataluña y Extremadura, las tres con 62 por ciento.

La encuesta revela también que la capacidad de delegar es la cualidad más valorada en un jefe o jefa para el 35 por ciento de los encuestados en Castilla y León, seguida de la capacidad para motivar, que fue escogida como la principal virtud por el 23 por ciento de los que respondieron el cuestionario.

En tercer lugar los candidatos le piden a un jefe que sepa dirigir (21 por ciento), mientras que la empatía fue elegida como cualidad más importante por un once por ciento de los encuestados. Por último, poseer experiencia fue la opción escogida por el ocho por ciento y el dos por ciento restante se decantó por otras cualidades.