La previsión del tiempo elaborada cada día por la Agencia Estatal de Meteorología señala, para el viernes, aviso amarillo por altas temperaturas. Con máximas que oscilarán entre los 35 y los 38 grados en la mayor parte de Castilla y León.

En las mesetas de Ávila, Burgos, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid y Zamora, la temperatura máxima esperada es de 36 grados. Por su parte, en el Sistema Central en Segovia se esperan hasta 35 grados.

El calor parece no dar tregua a los habitantes de Castilla y León y, en las horas centrales del día, los termómetros de la comunidad volverán a situarse cerca de los 40 grados. Veremos cuanto dura esta nueva ola que devolverá el calor extremo a la comunidad.