El presidente de la Asociación de Turismo Rural y Activo de Segovia, Gerardo Otero, aseguró que están viviendo “un junio rarillo” por el tema de las restricciones que lleva a que la gente no acabe de decidirse sobre cómo van a hacer las vacaciones de verano. Las reservas van más lentas que el año pasado pero hay confianza en el potencial de su oferta turística ya que los ciudadanos seguirán buscando destinos cercanos, dentro de España, y mucha tranquilidad y seguridad que es lo que ellos ofrecen.

Otero afirmó que, por estas mismas fechas, el año pasado, tenía más reservas tanto para julio como para agosto. “Había como más ganas. Sí que es verdad que no se pudo mover la gente prácticamente hasta julio y este año ya se ha podido en mayo y en junio, se ha hecho un poco antes y eso puede que haga que vaya un poco más retrasado”, reflexionó.

El presidente de la Asociación de Turismo Rural y Activo de Segovia se mostró optimista porque “cada vez estamos mejor”, aunque “todavía vaya un poco lento”. Castilla y León ha pasado a fase 1 lo que significa que los alojamientos como casas rurales, las viviendas de uso turístico y apartamentos turísticos, se han quitado todas las restricciones y disponen de todos los aforos autorizados.

Los hoteles rurales tienen todavía una limitación del 75 de ciento de los aforos en las zonas comunes, en restaurantes o salones. Por ejemplo en los albergues, tienen esta limitación en las zonas comunes y en los dormitorios siempre tienen que ser personas convivientes. Los grupos guiados de turismo activo son 15 con el guía. “No ha cambiado”, subrayó Gerardo Otero.

El sector mira al futuro con esta nuevas opciones pero también arrastran la situación anterior, en la que precisamente por las limitaciones y medidas que ha tenido Castilla y León, desde el 9 de mayo, cuando decayó el estado de la alarma, y durante buena parte de este mes de junio, ha propiciado que muchos clientes hayan decidido optar por otras comunidades autónomas. “La incertidumbre sobre la duración de estas medidas nos impedían confirmar reserva. Ante la duda, buscaban en otros sitios”, sostuvo Otero.

Los empresarios de este colectivo esperan poder trabajar igual que un verano normal, aunque se empiece un poco más tarde. “Estamos a la expectativa de que se empiece a animar”, confió, teniendo el cuenta que ya estamos en verano, y los clientes pongan en la balanza que ofrecen un espacios muy tranquilos y seguros.

Los socios de este colectivo de la provincia ponen a disposición de las personas interesadas el portal web www.seruralsegovia.com, donde se puede contactar directamente con los propietarios de los establecimientos y de los servicios que ofrecen, tanto en alojamiento como en turismo activo.

Cuenta con más de un centenar de alojamientos rurales registrados en Segovia, entre los que encontrarás: hoteles, posadas, hostales, apartamentos turísticos, albergues y casas rurales. Se pueden hacer aquí directamente las reservas y ver sus características. Lo mismo ocurre con las empresas que ofrecen actividades al aire libre, como piragüismo, senderismo, rutas a caballo, viajes en globo, etc.