Patrimonio Nacional suspende las visitas a los Jardines de La Granja por el peligro que corren los árboles dañados por el vendaval. Así, el duque de San Carlos recorre las zonas afectadas para valorar las consecuencias de la tormenta, que ha derribado más de 2.500 árboles en el Real Sitio de La Granja de San Ildefonso, por el peligro que entrañan los árboles que se han visto dañados por el vendaval del pasado sábado. Así lo anunció hoy el presidente de este organismo autónomo, dependiente de la Vicepresidencia del Gobierno, Yago Pico de Coaña, tras recorrer los Jardines Reales para valorar los desperfectos ocasionados.

Acompañado por el alcalde del Real Sitio, José Luis Vázquez, el presidente de Patrimonio Nacional conoció de primera mano lo “asombroso” del panorama forestal de los Jardines Reales, donde además de los 300 árboles que se han caído por la fuerza del viento, tendrán que ser talados otros 300 más para evitar los riesgos que entrañan.

Además, algunos cayeron sobre las dependencias como la Casa de las Flores, que se vio dañada parcialmente, o el vivero destinado a la venta de especies, y que dejará de funcionar en los próximos meses.

Pico de Coaña lamentó lo ocurrido y explicó que las dependencias de La Granja son las que más daños han sufrido. “Ha sido como un cono que se ha centrado en La Granja y ha afectado a especies arbóreas que lo ha dejado en una situación alarmante, pero controlada”, dijo. “Hemos perdido 300 árboles y otros 300 que vamos a perder, que por su inclinación o peligrosidad hay que arrancar”, añadió. “Duele verlo”, dijo tras explicar que los Jardines Reales son “un ejemplo de conservación y de repoblación forestal en Europa”.

Aunque no se atrevió a dar una fecha concreta en que puedan volver a abrirse, el presidente de Patrimonio Nacional anunció que se va a “trabajar con ahínco para que se note lo menos posible lo ocurrido”. Luego se establecerán franjas de visita por los jardines, mientras se van precintando las partes que no se puedan visitar “porque es peligroso un árbol apoyado en otro”. “No nos podemos permitir el lujo de que haya un accidente; sería irresponsable permitir el paso de las personas”, agregó.

 

Graves desperfectos que necesitan ayuda

Por su parte el alcalde de La Granja, José Luis Vázquez, detalló que en los Montes de Valsaín han caído unos 2.200 árboles. Además dijo que también se ha visto afectada la Fábrica de Cristales, además de numerosas propiedades privadas.

El alcalde dijo que desde el Ayuntamiento han hablado con el delegado del Gobierno de Castilla y León “que se ha interesado y se están elaborando informes para hacerlo llegar a Vicepresidencia del Gobierno y establecer un dispositivo completo para restablecer en lo posible los daños”.

Vázquez confió en que lo antes posible se restituya la vida cotidiana “pues vienen fechas importantes como la Semana Santa y ello incide en nuestra economía y nuestro patrimonio”. En este sentido apuntó también que las reuniones de ministros europeos programadas seguirán celebrándose.

Aunque no se pueden cuantificar económicamente los daños, el regidor granjeño calificó de “elevadísimos” los desperfectos. “Pueden calificarse como los mínimos posibles, pero han sido elevadísimos”, dijo a la vez que coincidió con el presidente de Patrimonio Nacional en que ambas instituciones han trabajado de la mano en los dispositivos preventivos y en los de resolución de los desperfectos.