La Federación Empresarial Segoviana celebró este viernes en el Centro de Congresos y Convenciones Guardia de Corps del Parador de La Granja (Segovia) la entrega de los Premios empresariales FES que cada año reconoce la labor destacada de empresarios de la provincia, entre autoridades locales, proviinciales, regionales y nacionales. El presidente de la empresa hortofrutícola Huercasa, Félix Moracho, recibió el Premio José María Antona al Empresario Segoviano del año 2011 y Cecale de Oro, quien abogó por la especialización para salir de la crisis. Moracho, también presidente de Caja Rural de Segovia, hizo un recorrido por la figura del empresario, ensalzando el esfuerzo de un colectivo que, a su juicio, no siempre está bien reconocido socialmente aunque es, precisamente, el que genera empleo.

Por su parte, la consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, afirmó que “los empresarios hacen cada día con su trabajo un acto de heroicidad ya que en este momento, mantenerse ante la adversidad de la situación económica, es como para reconocerles como unos héroes”. “Salir a los mercados internacionales es una vía inmejorable para recuperar el valor económico que permite dar estabilidad a nuestras empresas” recordó la consejera. Además Clemente subrayó el respaldo a la actividad económica de la Junta de Castilla y León “con un presupuesto para ello que se mantiene pese a los presupuestos más modestos en líneas generales debido a la crisis”.

Sobre el galardonado de la noche, Silvia Clemente afirmó que “es excelente que el premio a Huercasa recaiga además en una empresa que es parte Tierra de Sabor, que es puntera en la aplicación tecnológica, y que difunde en el mercado internacional nuestra marca lo que para mí como Consejera es un orgullo”.

Además, la Federación Empresarial Segoviana entregó otros galardones a empresarios de la provincia. El premio a la Segoviana de Mayor Proyección Empresarial 2011 fue otorgado a Pilar González de Frutos, presidenta de la Asociación Empresarial del Seguro en España (UNESPA) y vicepresidenta de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE). “Un referente en la actividad aseguradora en España”, como señalaron desde FES.

Carpintería Martín Rodríguez S.L. de la localidad segoviana de El Espinar fue galadornada con la distinción Empresa Innovadora 2011 or “introducir en su actividad procesos de Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i) y por la utilización de las nuevas tecnologías como forma de incrementar su competitividad”. Regentada por los hermanos Manuel y Jesús Martín,los empresarios quisieron reconocer el avance y la adaptación a los nuevos tiempos de este negocio que los actuales gerentes aprendieron de su abuelo.

El joven empresario Miguel Antona propietario del Squash Club Segovia y copropietario de los restaurantes Bon Appetit de la capital del Acueducto, recibió el premio al Joven Emprendedor 2011, como un incentivo a la “elección de la fórmula del autoempleo, a la capacidad de superación y al fomento de la cultura empresarial entre los jóvenes”. Los empresarios quisieron destacar que Antona se haya implicado en el asociacionismo empresarial, siendo en la actualidad tesorero de la Agrupación de Industriales Hosteleros de Segovia (AIHS) y vocal de la Federación Nacional de Discotecas y Salas de Fiesta (FASYDE), además de plenario de la Cámara de Comercio de Segovia.

El premio al Compromiso con el Asociacionismo Empresarial 2011 recayó en Antonio Cid Gordo, presidente de la Asociación de Fertilizantes Segovianos (Aferse). Al frente de la asociación desde su creación en 1977, FES quiso agradecer públicamente” su “dedicación personal y profesional de tiempo y esfuerzo al asociacionismo empresarial”.

Para finalizar, la Obra Social y Cultural de Caja Segovia, fue galardonada con el premio a la Responsabilidad Social Empresarial 2011 “por su vocación de servicio”, que en los últimos años ha dedicado más de 85 millones de euros a fines sociales y culturales. La agrupación de empresarios incidió en el “firme compromiso y la vocación que la Obra Social y Cultural de Caja Segovia tiene hacia nuestra tierra y de su apuesta por el desarrollo y el bienestar de sus hombres y mujeres”. El proyecto, como añadió FES, veía la luz el 25 de julio de 1877, cuando abrió sus puertas el entonces Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Segovia. Desde entonces, “esta vocación de servicio ha identificado profundamente a la Entidad, puesto que ha destinado una parte importante de los excedentes obtenidos con su actividad financiera a satisfacer necesidades sociales y culturales de su ámbito de actuación”.