El portavoz del Grupo Municipal Popular (GMP), Jesús Postigo, ha anunciado en rueda de prensa que su grupo presentará una enmienda a la totalidad del Anteproyecto del nuevo Reglamento Orgánico Municipal (ROM) por considerar al texto una ‘autocracia’ que en su opinión supone ‘un paso más para alcanzar un nivel que roza lo dictatorial’.

Postigo ha señalado que establecen tres peticiones claras: que hasta que no esté en vigor la Ley de Bases de Régimen Local y contrastado su contenido, con el borrador de anteproyecto, no se someta a la presentación de alegaciones del mismo; que se establezca un compromiso firmado por los portavoces de los tres grupos políticos para buscar el consenso y conseguir llevar a cabo un nuevo reglamento como se hizo anteriormente; y que antes de presentarse el borrador, tenga un informe de los servicios jurídicos o de la secretaría general en el que se exprese la legalidad del mismo.

Postigo ha declarado que el nuevo borrador que presenta el Gobierno Municipal ‘refuerza de forma espectacular las funciones y atribuciones del Alcalde y que en algunos casos puede superar la legalidad establecida en las propias leyes a nivel estatal’, añadiendo también que ‘menoscaba y minimiza las funciones y atribuciones del Pleno’.

El PP presentó el pasado mes de diciembre una queja ante el Procurador del Común por incumplimiento de dos aspectos concretos Reglamento Orgánico del Ayuntamiento de Segovia: los plazos de convocatoria de premios y comisiones y la intervención del alcalde en el Pleno, no previstas en el mismo.

En enero de este año, dicha queja se admite a trámite ante ‘el calentón enorme del alcalde de la ciudad’, según ha declarado Jesús Postigo. En ese momento, Arahuetes dice públicamente que el día 20 de enero es el último día para presentar las alegaciones.

Según ha hecho saber Postigo, el 18 de enero presentaron las alegaciones correspondientes, pero el día 21, el gobierno municipal presentó un nuevo borrador o anteproyecto. Un día después se deciden estudiar las alegaciones que el Partido Popular había hecho al primer borrador, pero el partido se opone, ya que ‘no tiene sentido estudiar las alegaciones a un borrador cuando el gobierno ha presentado un borrador nuevo’. Por otro lado, según ha declarado Postigo, el pasado 6 de febrero se comunica al partido que 17 finaliza el plazo de alegaciones.