El Plan E se cierra en Castilla y León con una inversión de 723,9 millones de euros en la financiación de 7.788 proyectos desarrollados en los 2.248 municipios de la Comunidad y con una repercusión en el mercado de trabajo de 49.619 empleos, que supera la previsión inicial de los ayuntamientos en un 22,6 por ciento. Los datos de Segovia cifran la inversión en la capital en 9.919.660 euros en 2009, y 6.146.768 euros en 2010. Los datos de la provincia elevan las cifras hasta 28.198.125 en 2009; y 17.718.685 euros en 2010. En resumen, en el conjunto de los dos fondos, Segovia contó con un total de 45.916.810 euros.

Este es el resumen que trasladó el delegado del Gobierno en Castilla y León, Miguel Alejo, después de la reunión mantenida por la Comisión del Fondo para el Empleo y la Sostenibilidad, marco en el que defendió el impacto de esta aportación por el Gobierno, gestionada por los municipios, y presentó la publicación realizada por el Ministerio de Política Territorial y Administración Pública sobre el impacto territorial de este plan.

En el ejercicio de 2009, la inversión del Plan E fue de 447 millones de euros y en 2010 de 276 millones, de los que se han liquidado 236, el 96 por ciento. El año pasado se presentaron 3.918 proyectos, de ellos 3.528 son de inversión y 390 de gasto social. Así, del montante global, 246 millones fueron a inversión y 30 a gasto social. El impacto en el empleo del segundo plan fue de 22.912 puestos de trabajo y los beneficiarios del gasto social 1.123.700 ciudadanos de la Comunidad. «Son empleos con nombre y apellidos, no nos los sacamos de la manga», aseveró.

Conforme a las actuaciones realizadas, el 42,8 por ciento corresponden a centros de servicios sociales, sanitarios, culturales o deportivos; el 22,6 a gestión de recursos hídricos y redes de suministro de agua; el 28,8 a ahorro y eficiencia energética; 2,8 por ciento a construcción de centros de actuaciones educativas y el 2,7 por ciento a sostenibilidad urbana, transporte menos contaminante y seguridad vial.

 

Modelo adecuado

Entre las conclusiones que saca el delegado del Gobierno está la defensa de la incentivación pública para la creación de empleo. Miguel Alejo subrayó que, en el debate existe ahora sobre el recorte de gasto o la inversión para crecer y superar la crisis, el presidente de Estados Unidos, Barak Obama, apuesta por los incentivos públicos, por lo que recordó que eso es lo que hizo el Ejecutivo de Zapatero.

Aun más, Alejo sostuvo que se puede aplicar un Plan E por parte del nuevo Gobierno como modelo una vez que las medidas de control del déficit dan “buenos resultados”. “Es el momento de activar la economía y el consumo”, apuntó. El delegado aclaró que el empleo lo crean los empresarios pero defendió los incentivos por parte de la administración. «No se ha resuelto el problema del empleo, pero sin este plan habría más paro», sostuvo.

También, entre las conclusiones, resaltó que los ayuntamientos han demostrado su capacidad de gestión, dado que el Gobierno les ha trasferido los fondos para la puesta en marcha de los proyectos que ellos han elegido. Igualmente, subrayó la rapidez y agilidad en la puesta en marcha de los proyectos y destacó que algunas diputaciones han optado por seguir este modelo de gestión y dejar a los municipios que gestionen los planes provinciales, como la de Zamora.

Como proyectos más emblemáticos con cargo a estos fondo, la Delegación del Gobierno destaca en su informe la reforma y ampliación del edificio social de Ceas Norte en Ávila (1,5 millones), el proyecto de recuperación del Paseo de la Sierra de Atapuerca II fase en Burgos (5,1), la reurbanización de los sectores norte y sureste de la ciudad antigua en León (1,4), la adecuación de diversos tramos de la ribera del Carrión en Palencia (519.661 euros) o la remodelación de la antigua Edar de Salamanca (cuatro millones).

Además, en la misma lista, la ampliación del edificio de la antigua fábrica de borra como centro de iniciativas empresariales en Segovia (459.983 euros), la construcción del pabellón polideportivo y remodelación de piscinas del complejo de San Andrés en Soria (2,2 millones), la construcción del laboratorio de las Artes en las naves del antiguo matadero en Valladolid (3,9) y el centro deportivo, cultural y social en Zamora (1,9 millones).

En España, el Plan E movilizó 5.000 millones en 2010, equivalentes al 0,5 por ciento del PIB, de los que 4.250 fueron a inversión y 737 a sufragar el gasto corriente para mantener los servicios municipales. De estos fondos se han beneficiado, 8000 proyectos en municipios de menos de 2.000 habitantes, 17.000 en localidades hasta 500.000 habitantes y casi 800 proyectos en núcleos de más de 500.000 habitantes. En total, 25.000 proyectos con los 4.250 millones de inversión.