Sin experiencia política, a Alfonso Reguera le toca hacer frente durante esta legislatura a materias de peso como Hacienda, Tráfico, Movilidad y Seguridad Ciudadana. En el capítulo económico, tendrá que echar cuentas para mantener el equilibrio presupuestario. En cuanto a Tráfico, no plantea soluciones maravillosas por las propias dificultades de la ciudad, pero sí propone acercar la figura del policía local como una persona que protege a los ciudadanos y no sólo como agente sancionador.

 

¿Cuál de las áreas que tiene encomendada le parece más complicada?

Lo que tiene más peso es el área de Economía y Hacienda; más peso y menos inmediatez porque hablamos de presupuestos, de gastos, previsiones, de costes. Sin embargo, el apartado de tráfico y transportes es una parte de la concejalía con más inmediatez; los temas de policía local y tráfico requieren una respuesta prácticamente diaria. Son dos conceptos completamente diferentes, aunque son las dos patas de una misma concejalía.

 

Ahora mismo ¿qué le preocupa más, la cuestión económica, que afecta directamente al bolsillo de los ciudadanos, o lo relacionado con el tráfico en una ciudad como Segovia?

Me preocupan ambas partes. Hasta ahora, la actividad de la concejalía ha ido más enfocada al transporte, tráfico y policía local. Pero empiezan a tomar fuerza las cuestiones económicas.

 

¿Cuáles serán las líneas maestras de su concejalía?

Tiene muchas porque la concejalía es muy amplia. En Economía, el objetivo es mantener el equilibrio presupuestario. La meta que se persigue es la estabilidad, reduciendo gastos e incrementando las inversiones dentro de lo que se pueda. No es que la situación del Ayuntamiento de Segovia sea magnífica o maravillosa porque, como todos, estamos en crisis, pero es razonablemente buena dentro de las administraciones locales. En el área de Tesorería, no se pondrán nuevos impuestos y los actuales se subirán en torno al IPC. Otra cuestión es que, quizá, haya que tomar medidas en proyectos concretos o puntuales; por ejemplo, para la ampliación de la depuradora a lo mejor hay que plantearse incrementar la tasa de depuración de agua.

En cuanto a Policía Local, la finalidad es acercarla a la población. Hay que intentar cambiar el concepto de alguien que pone multas por el de alguien que ayuda y protege al ciudadano. Queremos cambiar ese chip porque los agentes hacen mucho más que poner sanciones, también llevan a cabo una labor de prevención, educación, patrullas verdes. Durante esta legislatura queremos dotarla de más cercanía y vinculación para que el ciudadano perciba lo que realmente es la policía local.

 

¿Es posible no aumentar los gastos corrientes?

Los ingresos tienen una cierta tendencia perniciosa a bajar y los gastos a subir (contesta con un toque de humor). Creo que hay margen suficiente para conseguir ese objetivo estableciendo programas de ahorro, quizá no en este ejercicio pero sí en el próximo.

 

¿Habrá que ser especialmente austeros en estos próximos años?

Va a haber que ser austeros, no especialmente, pero sí austeros. Sí que es probable que en un momento determinado pueda haber líneas de ayuda o determinados servicios que haya que replantearse; pero sería de una forma puntual.

 

Propone en el programa electoral la creación de una Oficina de Control Presupuestario. ¿Cuáles serían sus funciones y cuándo comenzaría a trabajar?

Su función principal sería llevar a cabo un control exhaustivo sobre el cumplimiento del presupuesto, que no haya partidas que sobrepasen lo establecido, etc. Ese control lo realiza ahora mismo la sección de Intervención. Cuando llegue el momento, tendremos que evaluar si es conveniente separarlo y hacer una oficina independiente de control presupuestario.

 

¿Cómo pueden participar los ciudadanos en la elaboración de los presupuestos municipales?

Hay dos grandes conceptos dentro de los presupuestos. Por una parte, están los gastos generales de personal, luz o gasoil, entre otros, y, por otra, están las inversiones. En este último apartado es donde pueden colaborar los ciudadanos, orientando o aconsejando dónde creen que es mejor invertir o cuáles son los proyectos que les resultan más interesantes o necesarios.

 

La construcción de un mercado municipal en el recinto amurallado para impulsar el comercio en el casco histórico es uno de los proyectos planteados. ¿Será una realidad en esta legislatura?

En esta legislatura será difícil porque está prevista su construcción en el edificio que alberga actualmente el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) y ese proyecto lleva también su tramitación.

 

En materia de Tráfico y Movilidad ¿qué planes de futuro tiene?

En Segovia tenemos dos problemas fundamentales. Uno, el casco antiguo, que es el que es, y no hay manera de poner doble carril en una calle en la que sólo cabe un coche. Y segundo, que la ciudad está partida en dos por el Acueducto. En cuanto a Tráfico no se proponen soluciones maravillosas porque es muy difícil unir las dos zonas que separa el monumento. Vamos a intentar elaborar una serie de estudios de movilidad para ver qué modificaciones se pueden hacer para conseguir un tráfico más fluido.

 

¿La creación de nuevos aparcamientos es imprescindible?

Depende de la ubicación. El casco antiguo tiene problemas de accesibilidad, no hay garajes y están limitadas las plazas de aparcamiento. Así que, todo lo que sean estacionamientos cercanos al casco antiguo, que eviten la aglomeración de coches y faciliten el acceso al recinto amurallado, son importantes. Desestimado el Parking de Los Tilos, y con el de Las Oblatas en marcha, ahora mismo no hay ningún proyecto más al respecto. En un momento determinado, nos podríamos plantear hacer estacionamientos disuasorios pero eso hay que compaginarlo con un buen servicio de autobuses. Tampoco hay en mente un plan para peatonalizar completamente el casco antiguo.

 

¿La red de transporte público necesita mejoras o será necesario introducir cambios? ¿Habrá que extender la red de transporte urbano a los nuevos barrios?

En este momento la calificación de todas las líneas es bastante buena por lo que, ahora mismo, no es precisa ninguna modificación. En cuanto al barrio de la Comunidad de Ciudad y Tierra, contamos con las líneas de El Carmen, San José y Nueva Segovia con las que se puede dar un servicio correcto introduciendo algunos cambios.

 

¿Teme que al final de la legislatura pueda convertirse en uno de los concejales “menos querido” por los ciudadanos ya que se ocupa de las cuestiones relacionadas con la economía y el tráfico, dos temas especialmente sensibles?

Espero que no. Sí es verdad que tráfico y economía son dos temas muy cercanos y sensibles para el ciudadano. Pero confío en que no sea así, ya veremos.