El obispo de Segovia se hizo presente en la oración del viernes de la comunidad musulmana de Segovia, acompañado del vicario de pastoral Raúl Anaya y del director del Secretariado de Ecumenismo y diálogo interreligioso, Domiciano Monjas. En un ambiente de cordialidad y respeto Mons. Rubio asistió a la oración de mediodía, de la que destacó la numerosa participación y la presencia de hombres jóvenes en un día laborable. Al final de la misma el imán de la mezquita dio la palabra al Obispo, quien se dirigió a los presentes recordando la necesaria colaboración entre los creyentes de las religiones monoteístas. Citando al papa Benedicto XVI, afirmó: ”musulmanes y cristianos tienen que esforzarse hoy por ser conocidos y reconocidos como adoradores de Dios, fieles a la oración, deseosos de comportarse y vivir según las disposiciones del Omnipotente, misericordiosos y compasivos, coherentes para dar testimonio de todo lo que es verdadero y bueno, recordando siempre el origen común y la dignidad de toda persona humana, que constituye la cumbre del designio creador de Dios para el mundo y para la historia”.

Al final, y en un clima de sincero agradecimiento, el Prelado manifestó su disposición a la colaboración en las necesidades de la comunidad musulmana de Segovia.