La delincuencia en Segovia se ha sitúado en un 31,4% durante el último periodo anual, en el que la Comunidad  logró un descenso del 0,3 por ciento con respecto, pasando de 33,3 a 33 infracciones por cada mil habitantes y manteniendo la tónica descendente de los últimos años, según se ha expuesto en la Comisión de Asistencia al Delegado. Las cifras totales muestran un descenso de 736 infracciones penales, pasando de las 85.243 registradas en 2009 a las 84.507 del pasado año.

La reunión, celebrada en la Delegación del Gobierno, estuvo presidida por su responsable, Miguel Alejo, y contó con la participación de los subdelegados del Gobierno en las nueve provincias de la Comunidad, el general jefe de la 12 Zona de la Guardia Civil y el jefe superior de Policía de Castilla y León, quienes analizaron los delitos y faltas cometidos.

Fuentes de la Delegación destacaron que las cifras de delincuencia se reducen aún más si se excluyen los delitos contra la seguridad vial: 32,1 infracciones penales por cada mil habitantes en 2009 frente a 31,7 en 2010, lo que supuso una disminución desde los 82.200 delitos y faltas de hace dos años a los 81.132,868 del año pasado.

La evolución de las cifras de criminalidad el año pasado permitió a Castilla y León mantenerse por debajo de la media nacional, ya que mientras en la Comunidad se registraron 33 infracciones penales por cada mil habitantes, en España esta media fue de 45,1. Por su parte, la media europea se situó en el mismo periodo en 67,6.

Además, ninguna de las nueve provincias supera la media nacional de infracciones penales, incluyendo los delitos contra la seguridad vial. Así, la que más delitos y faltas registró el año pasado fue Valladolid, con 38,1, seguida de Burgos, con 37,8. A continuación se situaron León, con 33,1; Ávila, con 32,7; Segovia, con 31,4, y Salamanca, con 30,2. Las provincias con menos infracciones penales fueron Zamora, con 22,2 por cada mil habitantes; Palencia, con 28,5, y Soria, con 29,3.

 

Tipos de delitos

En cuanto a los tipos de delitos y faltas cometidos en Castilla y León en 2010, las infracciones contra la vida, libertad e integridad de las personas descendieron de manera conjunta un 3 por ciento. Destaca la reducción de los asesinatos y homicidios dolosos, que pasaron de 45 en 2009 a 38 en 2010, lo que supone un 15,6 por ciento menos. Además, los delitos relativos a la pornografía infantil y la corrupción de menores disminuyeron un 2,9 por ciento y un 22 por ciento, respectivamente. En la misma línea, los malos tratos en el ámbito familiar descendieron un 4,3 por ciento.

Por su parte, los delitos contra el patrimonio tuvieron un leve ascenso del 0,3 por ciento, con 72 más, debido a la subida de los robos con fuerza en las cosas (un 0,4 por ciento más), a los hurtos (un 5,8 por ciento más) y al blanqueo de capitales (66,7 por ciento más).

En el robo con fuerza en las cosas aumentaron un 9,9 por ciento los registrados en viviendas, una subida menor que la registrada en el tránsito de 2008 a 2009, que fue del 21 por ciento. Según la Delegación del Gobierno, esta contención se debe a la puesta en marcha en abril de 2010 de un plan específico de Prevención contre el Robo en Viviendas. Además, se redujo la sustracción de vehículos, de 1.373 en 2009 a 1.171 en 2010, un 14,7 por ciento menos.

Por otra parte, los delitos de blanqueo pasaron de tres a cinco, una subida que se achaca al incremento de los agentes policiales dedicados a este tipo de infracciones, que desarrollan su labor en colaboración con la Agencia Tributaria.

En cuanto a los delitos contra la seguridad vial, aumentaron en Castilla y León un 10,9 por ciento, pasando de 3.043 en 2009 a 3.375 en 2010, segundo año desde la entrada en vigor de la reforma del Código Penal, que considera delitos a algunas infracciones antes eran consideradas faltas.