Con motivo del Día Contra la Violencia de Género, el pasado lunes día 25, el colectivo Mujeres Revueltas de Segovia se propuso organizar un acto en el que la emoción y la concienciación sobre este problema, que ha día de hoy ha matado a 45 personas, fueran los protagonistas a la vez que consiguiera impactar a quienes se lo encontraran en la Plaza del Acueducto. Y así fue.

Un total de 45 personas, a las que por desgracia tuvo que sumarse una más ese mismo día, representaron a cada una de las víctimas por violencia de género. Maquilladas imitando lesiones por agesión, las 46 mujeres, en su mayoría, se paseaban entre las personas que se encontraban esa mañana en la Plaza del Azoguejo.

La música de un violín, acompañado por la voz de una mujer, fueron el preludio a un bocinazo, tras el cual, el silencio, que sólo se rompió cuando las participantes se derrumbaron de repente en el suelo. La sorpresa y sobre todo la emoción, fueron las reacciones de quienes por allí se encontraban.

El colectivo Mujeres Revueltas de Segovia, que surgió hace unos meses, decidió llevar a cabo la performance no sólo por el impacto visual de quien se la encuentróel domingo, sino que con ello quisieron concienciar a la sociedad segoviana de que «la violencia es violencia y como tal hay que condenarla, independientemente de si es de género o no» comentaba una de las ideadoras del proyecto, Rebeca Sevilla, a la Cadena Ser.

La idea de la creación de este colectivo surgió cuando Rebeca conoce a Alejandra Díaz, escritora que además cuenta con un libro sobre violencia contra la mujer. Un dia se ponen en contacto para llevar a cabo la iniciativa que ya se había realizado en Francia con anterioridad, y es ahí cuando se pone en marcha la agrupación.

Inspiradas en el vídeo rodado en la capital gala, la acción segoviana también ha quedado grabada. Os dejamos con el vídeo, porque a veces, una imagen vale más que mil palabras.