Es la historia de nunca acabar. Los planes del ministerio de Fomento, gobierne quien gobierne, siempre incluyen desde hace años el desdoblamiento de la circunvalación de Segovia (SG-20), y la conversión en autovía de la N-110 entre Segovia y Santo Tomé del Puerto, para conectar con la A-1.

La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha comparecido en el Senado para explicar el coste del famoso Pitvi, su Plan de Infraestructuras, Transporte y Vivienda hasta 2024.

En carreteras, que recibirán una inversión cercana a 40.000 millones en toda España, para la red de gran capacidad el Pitvi contempla trabajos en 4.100 kilómetros, tanto para construir nuevas autovías como para mejorar las existentes, por un montante de 19.933 millones de euros. Por su parte, las autovías de primera generación, las construidas en los años 80, recibirán una inversión de 5.040 millones de euros, y las vías convencionales, en las que se actuará en 1.110 kilómetros, recibirán 2.770 millones.

Además, contempla la construcción de 380 kilómetros de nuevas variantes y circunvalaciones con una inversión de 1.523 millones y la construcción de 17 accesos a puertos y ocho a aeropuertos por 1.090 millones. Por otro lado, la conservación y la seguridad vial recibirán una inversión de 8.850 millones de euros para construir nuevas barreras de seguridad y para eliminar puntos de concentración de accidentes.

Por último, en los puertos la ministra avanzó una inversión pública de 2.000 millones hasta 2015 y en los aeropuertos adelantó que no habrá «inversiones como en los últimos años» aunque no dio ninguna cifra.

 

12 autovías

El Ministerio de Fomento invertirá 3.966 millones en la construcción de 905 kilómetros de 12 tramos de autovías de Castilla y León. También, tiene previsto aumentar en 11 kilómetros los carriles de autovías en servicio, lo que supondrá un desembolso de 22 millones. Entre las actuaciones previstas en la red de gran capacidad figuran como prioritarios los comprendidos entre Benavente y Zamora de la Autovía de la Ruta de la Plata (A-66). Se trata de 49 kilómetros cuya inversión estima ahora Fomento en 210 millones, si bien el anterior ejecutivo decidió adjudicar esta infraestructura a través del sistema de colaboración público-privado.

Asimismo, Fomento se comprometió a completar todos los tramos para disponer de la Autovía del Duero (A-11) desde Soria a la frontera con Portugal. Indicó que serán necesarios 941 millones para construir 265 kilómetros. También, incluyó entre las actuaciones a acometer la Autovía de Navarra, de Medinaceli, Soria a Tudela, (A-15), que suman 125 kilómetros y de los que sólo está en servicio el tramo comprendido entre la capital soriana y Almazán.

Otra de las vías que citó la ministra fue la Autovía León-Valladolid (A-60), en la que el Ministerio construye los accesos a León desde Santas Martas y a Valladolid desde Villanubla, si bien el tramo intermedio (92 kilómetros) no cuenta con el proyecto constructivo. También, comprometió la conexión Ávila-Cuenca-Teruel (A-40), que sumaría 161 kilómetros y requiere de una inversión de 1.172 millones de euros; el final de cinco kilómetros de la Autovía de Castilla (A-62) para conectarla con Portugal a través de la provincia de Salamanca, una actuación presupuestada en 21 millones. En proyecto o estudio se encuentra la conversión en autovía de la N-110 entre Segovia y Santo Tomé del Puerto, en conexión con la A-1.

El nuevo Plan también recoge la construcción de la Autovía de Tierra de Campos (A-65) entre Benavente y Palencia, presupuestada en 390 millones para sus 80 kilómetros, así como la A-73 (Burgos-Aguilar de Campoo), que tendrá una longitud de 74 kilómetros, tras invertir 296 millones. Además, el Ministerio incluirá en el PITVI las autovías Ponferrada-Orense (A-76), que tendrá 150 kilómetros y un presupuesto de 1.400 millones; la León-La Robla, paralela a la N-630, cuyos 22 kilómetros supondrán un desembolso de 198 millones; la A-68, entre Alfaro y Miranda de Ebro, y la A-12 del Camino de Santiago entre Burgos y Santo Domingo de la Calzada.

Entre las circunvalaciones planificadas, el Ministerio contempla la Ronda Exterior Este de Valladolid (13 kilómetros y 141 millones) el acceso sur de León, la Ronda Noroeste de Burgos y la conversión en autovía de la SG-20 en Segovia.

Por último, en red convencional, el Ministerio proyecta la mejora de la N-I y acondicionar 213 kilómetros de carreteras, con una inversión de 278 millones, alcanzando un presupuesto medio anual de unos 134 millones. Además, se construirán 38 kilómetros de variantes de población con 110 millones de euros.