No se conoce con exactitud el camino que San Frutos, patrón de Segovia, efectuó hasta llegar a las Hoces del Río Duratón cuando, en el siglo VII, repartió sus riquezas entre los pobres y peregrinó junto a sus hermanos con el propósito de llevar una vida eremita. Sus huellas se encuentran dispersas por una extensa provincia que guarda fervor a su patrón, venerado en cada municipio segoviano. Ahora, gracias a una iniciativa impulsada por El Adelantado de Segovia (www.caminodesanfrutos.org), San Frutos regresa al siglo XXI a través de un un proyecto cargado de espiritualidad, peregrinaje, naturaleza, patrimonio histórico y arqueológico, gastronomía y paisaje. Estos son sólo algunos alicientes del nuevo camino diseñado por el diario decano de la prensa segoviana, junto a ingenieros de montes y empresas especializadas, y que cuenta con la colaboración de la Junta de Castilla y León y la Diputación Provincial.

Este fin de semana se inauguró oficialmente por autoridades y segovianos, en una expedición patrocinada por Caja Segovia que partió hoy, a las 9 horas, de la puerta de la catedral, donde un centenar de peregrinos se situaron ante el templo para recibir la bendición del Obispo de la Diócesis, Ángel Rubio. Tras ello, se inició el camino dividido en cuatro etapas y que, hasta el domingo, recorrerá el trayecto que discurre entre la capital segoviana y el municipio de Orejanilla.

Tras meses de trabajo, el proyecto es una realidad, con grandes similitudes al Camino de Santiago persigue impulsar y revitalizar los diecisiete municipios por los que transcurre el itinerario que, previsiblemente, experimentará nuevos ramales. Así lo considera la consejera delegada de El Adelantado, Teresa Herranz, quien, en declaraciones a Ical, detalló que el proyecto fue ideado coincidiendo con el 110 aniversario del periódico: “Queríamos hacer un proyecto por y para los segovianos, que fuera turístico y generara riqueza en la provincia. Hemos conseguido la implicación de las administraciones en una iniciativa que requirió de poca inversión y que potenciará el turismo en una zona de la provincia poco poblada”.

 

Inauguración del camino

Herranz encabezó, junto a autoridades y amigos del diario, una primera expedición que este sábado recorrió 22,5 kilómetros, partiendo desde la catedral de Segovia, bajando por el Alcázar. Abandonó la capital por Zamarramala tras pasar por la Puerta de Santiago y barrio de San Marcos. La Lastrilla, Tizneros, Basardilla y Santo Domingo de Pirón, los municipios recorridos para concluir, tras un paseo de cerca de cinco horas, con una comida popular en Santo Domingo de Pirón. “Este camino no es de El Adelantado, es un camino de todos los segovianos y de las personas que quieran recorrerlo y conocer nuestra provincia”, explicó Herranz. “Queremos que igual que ocurre con el Camino de Santiago, recibamos a turistas de cualquier punto que quieran peregrinar y puedan hacerlo a pocos kilómetros de Madrid”.

La de este sábado es sólo una de las cuatro etapas que este fin de semana y el próximo efectuará el grupo de peregrinos hasta completar los 77 kilómetros transcurridos entre Segovia y la ermita de San Frutos, sita en las Hoces del río Duratón, y que permite conocer gran parte del nordeste de la provincia, una de las zonas más despobladas, con importantes restos del patrimonio histórico-artístico y natural. A través de caminos rurales, libres de tránsito, el recorrido discurre por 17 municipios, partiendo de Segovia y del entorno de Zamarramala, dejando atrás una bella panorámica de la ciudad de la que es patrono el santo eremita.

La ruta contempla el paso por puntos de gran belleza monumental como la villa medieval de Pedraza, donde se encuentra un centro de interpretación de aves rapaces, o el castillo de Castilnovo, hasta concluir en pleno parque natural del Duratón. Con objeto de guiar al peregrino en su itinerario, operarios de la empresa Tragsa han colocado en las dos últimas semanas un total de 67 mojones indicativos, que se sitúan entre parajes desconocidos, silenciosos, que los peregrinos.

En su vertiente religiosa, el obispo de Segovia, Ángel Rubio, anunció que concederá indulgencia plenaria a quienes peregrinen a la ermita de San Frutos durante el ‘Año de la Fe’, inaugurado coincidiendo con el 50 aniversario del Concilio Vaticano II y que se prolongará hasta el 24 de noviembre de 2013.