El Consejo de Gobierno ha aprobado esta semana una inversión de 1,32 millones de euros para la edición del Boletín Oficial de Castilla y León en 2012 y 2013. Esta cuantía supone un ahorro del 60 por ciento y permitirá continuar con la edición electrónica del diario oficial que se inició el 1 de enero de 2010. Uno de los compromisos de la pasada legislatura fue la puesta en marcha del Bocyl electrónico, iniciativa que se materializó hace casi dos años.

En los casi dos años que lleva en funcionamiento el Bocyl electrónico, se han ahorrado casi dos millones de euros y, desde el punto de vista energética y medioambiental, se han dejado de utilizar 120 millones de páginas anuales.

La puesta en marcha del boletín electrónico también ha supuesto un ahorro para los ciudadanos ya que, hasta su implantación, el ejemplar costaba 80 céntimos, la suscripción mensual costaba 17 euros y la anual ascendía a 206 euros. Sin embargo, ahora el acceso a la versión con validez jurídica del boletín es universal y gratuito para todos los ciudadanos.

El Bocyl electrónico se puede descargar en diferentes formatos (html, pdf y Word) y cuenta con una zona personalizada donde el ciudadano puede acceder al sistema denominado ‘Avisos de publicación’, totalmente gratuito, que le permite recibir un aviso sobre determinados documentos, siempre que cumplan una serie de criterios de selección. Cuando el sistema detecta estos parámetros fijados por el interesado, le comunica diariamente por correo electrónico la existencia del contenido elegido. Estos documentos se notifican estructurados por secciones, subsecciones y apartados en los que se divide el boletín. Con este servicio, se consigue que los ciudadanos puedan tener conocimiento puntual y diario de la publicación de los contenidos que más se ajustan a sus intereses.

Finalmente, es importante destacar que el Bocyl electrónico ha obtenido la certificación web (http://bocyl.jcyl.es) como sitio accesible para personas con algún tipo de discapacidad. De esta manera, el Bocyl se ha convertido en el primer diario oficial que cuenta con una certificación de accesibilidad EURACERT, European Accesibility Certification, de ámbito europeo, y que certifica el cumplimiento de los requisitos de accesibilidad nivel AA exigidos por el estándar internacional WCAG-1.0 y por la norma de accesibilidad nacional Norma UNE 139803:2004.