Para el Ayuntamiento de Segovia y su Concejalía de Educación y Juventud, la reparación de la cubierta del colegio Domingo de Soto es una cuestión prioritaria. De hecho, desde hace dos años había un acuerdo verbal con la Dirección Provincial de Educación de la Junta de Castilla y León que se materializó en el aporte de 18.000 € por parte del Ayuntamiento, pese a no ser competencia municipal, debiendo asumir el resto del coste de la infraestructura la administración regional.

“Esta reparación es prioritaria y, pese a no corresponder al Ayuntamiento correr con los gastos, tenemos mucha sensibilidad para con los problemas sociales, especialmente en los que intervienen menores o colectivos menos favorecidos, y por ese motivo existe voluntad política de llevar a cabo la reparación, aunque sea una competencia impropia”, señaló Lirio Martín, la concejala de Educación y Juventud.

Sin embargo, ante la falta de recursos económicos por parte de la Junta de Castilla y León, el proyecto de reparación de la cubierta del colegio Domingo de Soto se paralizó, pero no se suprimió la partida económica municipal que, en sucesivos presupuestos, se ha venido manteniendo a pesar de los durísimos recortes sufridos tanto por parte del Gobierno de España como del Autonómico.

Hace unos cuatro meses, la Dirección Provincial de Educación de la Junta se puso en contacto con la Concejalía de Educación con objeto de sacar adelante el proyecto, siendo conocedores de la financiación que se iba a aportar por parte del Ayuntamiento (18.000 €), cifra que no se dudó en incrementar en otros 7.000 € más (haciendo un total de 25.000 €) con objeto de que la obra quedara completada.

El problema surgió cuando, por parte del Ayuntamiento, como viene haciéndose habitualmente y en cumplimiento de la normativa legal, se exigió la firma del convenio correspondiente, alegándose por parte de la Dirección Provincial de Educación de la Junta la excesiva dilación que suponía la firma del mismo.

Es decir, tras paralizar la obra durante años, la Dirección Provincial de Educación de la Junta no quiere firmar un convenio porque se retrasaría la obra, posponiéndose la ejecución de la misma hasta la firma del convenio.

Del desarrollo toda esta paradójica situación ha estado informado en todo momento el AMPA del colegio a través de la propia concejala de Educación.

Por tanto, quienes siempre han puesto trabas o impedimentos a la construcción de la cubierta del colegio Domingo de Soto han sido las autoridades educativas que representan a la Junta de Castilla y León en Segovia.

Ante estas circunstancias, el Ayuntamiento decidió hacer frente al compromiso asumido y realizar la obra con independencia de la colaboración de la Junta dado que ello era técnicamente posible. Por tanto, como afirma Lirio Martín, “no nos quedemos con la anécdota de ‘montar y desmontar’ un andamiaje, ni de ‘peleas en el andamio’, sino que detrás de ello subyace algo mucho más importante como es el interés de la Concejalía de Educación del Ayuntamiento de Segovia por solucionar los problemas que afecten a los escolares, a pesar de que no se trate de una competencia municipal, frente a la dejación de la Dirección Provincial de Educación de la Junta”.