La empresa Ecotextile Solidarity, adjudicataria del servicio de recogida de ropa y calzado usado en Segovia desde que el pasado mes de julio estableciera un convenio con el Ayuntamiento, abonará al Consistorio un canon de 50.000 euros hasta 2015, abonado en cuotas semestrales.

Este convenio también establece la instalación en la vía pública de un total de 38 contenedores «morados» de recogida de estos objetos, 10 más de los que había instalados hasta ahora, y que irán sustituyendo a los actuales, utilizados y gestionados por la Asociación contra la Violencia de Género. “Arranca así una nueva etapa en este servicio, cuyo objetivo es facilitar la recogida y reciclado del material textil”, ha manifestado la edil de Medio Ambiente, Paloma Maroto.

En estos contenedores se podrá depositar, como hasta ahora, cualquier tipo de ropa, tejido o calzado, independientemente del estado en el que se encuentre.

Desde que en junio de 2009 el Ayuntamiento decidiera poner en marcha el servicio de recogida de ropa y calzado usados, se han retirado de los contenedores más de 254.925 toneladas, un material separado en origen que no termina en los contenedores destinados a “resto”.