El PP de Segovia ha denunciado que el Ayuntamiento de la capital pagará un 2,75% en los recibos de suministro eléctrico a pesar de que desde el pasado 1 de abril el recibo de la luz haya bajado un 6,62% de media en toda España. Y esto es así, señalan los ‘populares’, por la redacción de un “mal pliego de condiciones”.

Según señalan a través de un comunicado, el Consistorio no tuvo en cuenta incluir una cláusula en la que, en caso de que la empresa adjudicataria decidiera no renovar el contrato, ésta estuviera obligada a seguir prestando el servicio a los precios contratados o pactados, hasta la adjudicación de uno nuevo. Así, y en virtud del contrato firmado en el mes de enero de 2012 entre el Ayuntamiento de Segovia y la empresa suministradora de energía, ésta comunicó al Ayuntamiento su renuncia a la prórroga del mismo, finalizando éste el pasado 28 de marzo.

Conocida la renuncia de la empresa y según apunta el PP, el Ayuntamiento inició entonces un expediente para efectuar un nuevo contrato de suministro de energía eléctrica. Sin embargo “y al no tenerlo previsto”, los plazos que requieren este tipo de contratos y la necesidad de optimizar el pliego de condiciones técnicas a las necesidades municipales, hicieron que no fuera posible adjudicarlo con fecha anterior a la finalización del que estaba en vigor, por lo que se ha visto obligado a renegociar con la empresa suministradora y llegar a lo que se conoce como un contrato “puente” o “transitorio” para continuar con la prestación del suministro de energía, oferta que tiene un precio de un 2,75% superior al del contrato anterior recién extinguido. Este contrato “puente” finalizaría dentro de 6 meses o antes si se formalizase la adjudicación de un contrato nuevo, añaden los populares.

Desde el Grupo Municipal Popular piden que en el nuevo pliego de condiciones para contratar el suministro de electricidad y alumbrado público, en el que está trabajando el Ayuntamiento, se incluya, entre otras, una cláusula en la que, en caso de que la empresa adjudicataria decida no renovar el contrato, esté obligada a seguir prestando el servicio a los precios contratados hasta la adjudicación de uno nuevo. De esta manera, no tendríamos que estar hablando de que el Ayuntamiento de Segovia paga más por la luz que el resto de España, aunque sea una situación transitoria.

Para finalizar, el PP critica que “una vez más se realizó un mal pliego de condiciones” citando al Contrato de Transporte Público de viajeros, “en el que estamos obligados por contrato a mantener una flota de autobuses, totalmente obsoleta, hasta el 2016”.