La reina Doña Sofía entregó a dos estudiantes del Master de Comunicación con fines sociales de la Universidad de Valladolid (UVa) en Segovia, Talía Rodríguez e Iris Martín, uno de los galardones que amadrina contra las Drogas de la Fundación CREFAT, de Cruz Roja. El premio, en su categoría de “Investigación y Ensayo”, fue otorgado por el trabajo titulado “Comunicación participativa en la prevención del consumo de drogas” por involucrar a los jóvenes e instituciones sociales que apostaron por un recurso de efecto multiplicador, y por el rigor científico y metodológico y las soluciones practicas que plantea.

A la ceremonia, celebrada en el Palacio de la Zarzuela, asistieron el Delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, Francisco de Asís Babín y el Presidente de Cruz Roja Española y de la Fundación para la Atención a las Toxicomanías de Cruz Roja Española (CREFAT), Juan Manuel Suárez del Toro. Ambos acompañaron a Doña Sofía en la entrega del premio a las estudiantes, que a su vez estuvieron acompañadas de una de las coordinadoras del máster, Marta Pacheco; así como del concejal de Servicios Sociales, Andrés Torquemada.

La investigación, premiada con 6.000 euros, evalúa el impacto de los mensajes de prevención sobre los jóvenes como muy escaso y propone una metodología de prevención participativa centrada en el desarrollo del discurso y las actitudes de los jóvenes y no en el desarrollo de actividades de entretenimiento.

El Ayuntamiento de Segovia, a través del área de Servicios Sociales, apoyó con 1.500 euros el trabajo, que además concluyó que la capital segoviana pasa por un momento crítico sobre de la normalización del consumo de alcohol y drogas entre los adolescentes y jóvenes. Además, señaló que puede tener consecuencias importantes en la salud pública a medio plazo e incluso apuntó que pueden existir importantes problemas de consumo en la población joven mayor de edad.

El estudio reveló además que las estrategias de prevención en las que los adolescentes y jóvenes que no tienen un papel activo no son preventivas, e incluso se presentan en algunos casos como contraproducentes.