Los responsables de las formaciones provinciales del PSOE en Castilla y León coincidieron hoy en destacar que deben ser los militantes del partido los que decidan quién es la persona que ocupa la Secretaría General en sustitución de José Luis Rodríguez Zapatero, aunque varios de ellos apostaron por que sea Alfredo Pérez Rubalcaba quien ocupe ese cargo.

 Los líderes socialistas en Ávila, Segovia y Zamora fueron los que mostraron un apoyo más explícito al que fuera candidato a la Presidencia del Gobierno. La secretaria general del PSOE abulense, Mercedes Martín, recordó que se desconoce si Pérez Rubalcaba optará a liderar el partido, aunque confió en que “asuma el reto” al considerarle un candidato “sólido, capaz y solvente” como, a su juicio, “ha demostrado durante la campaña y en su programa”.

Asimismo, incidió en que la designación del nuevo secretario general se someterá “como siempre a la decisión democrática” y explicó que “cuando se sepan los candidatos y sus propuestas” los socialistas abulenses se posicionarán sobre si quieren un proceso de primarias o no.

También, el secretario provincial del PSOE de Segovia, Juan Luis Gordo, consideró que Rubalcaba tiene «el perfil adecuado” para liderar el partido con independencia de que haya otros candidatos. Para Gordo, el exvicepresidente «ha realizado un papel muy digno como cabeza de lista en las pasadas elecciones generales» y «es un hombre de convicciones firmes y muy cualificado con un gran sentido democrático». «En estos momentos en los que el PSOE necesita paso firme, cabeza fría y visión larga para afrontar el futuro, su perfil es el adecuado para liderarlo», concluyó.

Por su parte, el presidente de la Junta Gestora del Partido Socialista de Zamora, Antonio Plaza, calificó de “imprescindible” la figura de Alfredo Pérez Rubalcaba “en el período que se avecina” y consideró “intensa” y “espléndida” su labor durante la campaña electoral. “Si queremos ser sensatos y hacer esta travesía del desierto que nos espera con un mínimo de éxito lo más acertado sería apostar por Rubalcaba y por la experiencia que tiene a sus espaldas”, sentenció.

Sin embargo, el secretario provincial del PSOE de Burgos, Chema Jiménez, señaló que no es partidario de imponer candidatos y que lo ideal sería poner sobre la mesa “muchos candidatos y todas las opciones posibles” para que sean los afiliados los que decidan quién es la persona que asumirá las riendas del partido, si quieren “a Chacón, a Gómez, a Rubalcaba o a un desconocido”. “Los dirigentes deben dar un paso atrás y dejar paso a los afiliados”, concluyó. 

El secretario provincial de los socialistas palentinos, Julio Villarrubia, pidió “prudencia y respeto” a los procesos internos que determinarán la elección de la persona que ocupará la Secretaría General del PSOE. “Es preciso que se deje decidir a los militantes, que son los que al final se decantan por una u otra persona”, remarcó, al tiempo que no quiso hacer ninguna valoración personal sobre nadie en concreto.

 

Decisión democrática

El secretario provincial del PSOE de Salamanca, Fernando Pablos, destacó que su partido “tiene claro que los problemas se resuelven de forma democrática” en el caso de que se postule más de un candidato, aunque a su juicio lo más importante es que tras el proceso la formación “salga fortalecida”. Además, eludió dar su opinión personal “para no condicionar” lo que decida la formación charra.

Respecto a la posibilidad de que Alfredo Pérez Rubalcaba aspire al liderazgo del partido, Pablos indicó que lo primero que ha de suceder es que “se pronuncie sobre si quiere dar el paso”. En cualquier caso, resaltó que su trabajo es “impagable” y que “durante años allá donde ha estado ha sido un trabajador incansable y eficaz”.

También el secretario provincial del PSOE en Soria, Carlos Martínez, ensalzó el trabajo realizado por Rubalcaba como candidato a la Presidencia del Gobierno y recordó que asumió su responsabilidad “con valentía” en el momento “más difícil y crítico” de la democracia. En cualquier caso, destacó que el proyecto socialista para los próximos años está por encima de los nombres propios que lo puedan liderar y concluyó que las decisiones se tomarán después de que las bases expresen su voluntad de forma “serena”.

Por último, el secretario provincial del PSOE de Valladolid, Mario Bedera, incidió en que el proceso de elección del nuevo líder de su partido está “perfectamente establecido” en sus estatutos y que lo que se va a debatir en el Comité Federal del próximo sábado es el calendario para ese proceso. Además, no se quiso posicionar a favor de ningún candidato porque “primero hay que ver quién se presenta” y después escuchar la opinión de los militantes de Valladolid, que será la que él se encargue de transmitir a los órganos federales.