Agentes de la Guardia Civil de Segovia detuvieron a tres hombres como presuntos autores de un delito contra la salud pública tras ser sorprendidos con 302 bellotas de hachís que llevaban ocultas en sus cuerpos.

Los agentes se incautaron de un total de 302 ‘bellotas’ de hachís, con un peso total de 1.788 gramos, algunas de las cuales habían empezado a expulsar los detenidos, cuyas identidades responden a las iniciales J.C.G.V., de 54 años de edad; J.V.D., de 35; y J.A.G. de 24, todos de nacionalidad española y vecinos de Gijón.

Según explicaron hoy el teniente coronel de la Comandancia, Juan Miguel Jiménez, y la subdelegada del Gobierno, María Teresa Rodrigo Rojo, se trata de una operación “poco usual” en la provincia de Segovia.

La Guardia Civil se encontraba realizando un dispositivo en el municipio de El Espinar, por donde cruza la autopista AP-6 (Villalba-Adanero) en el marco del plan de actuación contra hechos delictivos y el tráfico de drogas. Los agentes pararon un un vehículo Citröen Xantia, en el que viajaban los tres hombres.

Dos de los ocupantes del turismo, J.V.D. y J.A.G., tenían antecedentes por diversos delitos de tráfico de drogas, por lo que se realizó un registro del interior del vehículo con ayuda del perro detector de drogas. El animal localizó una bolsa de basura que se encontraba oculta en el maletero del vehículo, y los agentes encontraron en su interior un total de 33 ‘bellotas de hachís’, algunas impregnadas de heces.

Los agentes habían podido descubrir que los tres hombres venían desde Marruecos, donde podían haber adquirido el hachís, que después habrían ingerido en forma de bellotas plastificadas para eludir los controles policiales. 

Los tres hombres fueron detenidos y trasladados al Hospital General de Segovia, donde se les realizó un examen radiológico por si pudieran llevar en el abdomen más bellotas. Ya en el centro sanitario, y tras comprobar a través de radiografías que los tres tenían cuerpos extraños en sus aparatos digestivos, quedaron hospitalizados en observación hasta la expulsión total de la droga. Unas horas después se llegaron a contabilizar entre los tres detenidos 269 bellotas de hachís.

Los detenidos han sido puestos a disposición judicial, cuyo titular les ha puesto en libertad con cargos.