Tras un largo proceso para cumplir con la tramitación requerida en estos casos, los propietarios de la vivienda situada en la calle San Gabriel nº 1 han cumplido con el requerimiento municipal y han procedido a su derribo.

El pasado mes de diciembre la Junta de Gobierno Local aprobaba el proyecto para la demolición de este inmueble declarado en ruinas por el Ayuntamiento. El documento había recibido el visto bueno de la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural de la Junta de Castilla y León.

Una vez concedida la licencia de derribo, la propiedad contaba con seis meses para ejecutar las obras, algo que llevaba a cabo en el día de ayer, 6 de febrero. De esta manera, los propietarios del inmueble cumplían con el requerimiento municipal, sin necesidad de que el Ayuntamiento haya tenido que intervenir de manera subsidiaria. Los propietarios han corrido con todos los gastos del derribo. 

El inmueble, declarado en estado de ruinas en septiembre de 2011, tenía una superficie aproximada de 72,50 m2 y se localizaba en una parcela de cerca de 7.000 m2 junto a la calle San Gabriel.

Su estado de abandono era evidente y con su derribo se pone fin a los posibles riesgos de seguridad e higiene que un inmueble en ese estado pueden ocasionar a la población.