La depuradora de Segovia, que se encuenta en obra de ampliación, cuenta con un presupuesto de 24 millones. Son objeto de ejecución la depuradora de Sanchonuño y se tiene previsto licitar las infraestructuras de depuración de El Espinar, de ampliación de la depuradora de La Granja y la ampliación del tratamiento terciario de la depuradora de Cantalejo.

La Junta de Castilla y León y el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rual y Marino están cumpliendo los compromisos de ejecución plasmados en el protocolo del II Plan Nacional de Calidad de las Aguas firmado el 2 de febrero del pasado año. De esta manera, el Ejecutivo autonómico tiene en marcha o adjudicará en un mes proyectos por importe de 70 millones, mientras el MARM ya está ejecutando, en siete de los 14 municipios previstos, otras tantas depuradoras experimentales.

Esto se ha puesto de manifiesto en el transcurso de la segunda reunión de la Comisión Mixta de Seguimiento del Plan que ha presidido el responsable de la Confederación Hidrográfica del Duero, Antonio Gato y a la que ha asistido, la vicepresidenta primera y consejera de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, María Jesús Ruiz, entre otras autoridades. El protocolo contempla una inversión hasta 2015 de 1.050 millones de euros para adaptar o mejorar los sistemas de depuración de cara a que en esa fecha todos los municipios de la región puedan depurar adecuadamente sus aguas.

Ruiz ha informado sobre las actuaciones, asignadas al Gobierno autonómico, que ya se están ejecutando o serán adjudicadas este mes con una inversión próxima a los 70 millones de euros. Entre las actuaciones, cabe destacar las depuradoras de Ávila, Oña en Burgos, Cistierna en León, Sanchonuño en Segovia, Garray en Soria; Campaspero, Serrada, Santovenia de Pisuerga, en Valladolid, y El Puente en Zamora.

Asimismo, la Sociedad Pública de Medio Ambiente (Somacyl) tiene previsto licitar durante el presente ejercicio las infraestructuras de depuración de Olmedo (Valladolid), El Espinar (Segovia), así como el sistema de depuración de León y su alfoz, con una inversión superior a los 15 millones de euros.

La Consejería de Medio Ambiente implantará un sistema para garantizar el tratamiento adecuado del agua en los pequeños núcleos de población, según ha hecho hincapié María Jesús Ruiz, que asegura su explotación y mantenimiento en el futuro mediante una gestión conjunta. En este sentido, la primera actuación, que se licitará próximament, es la correspondiente a la depuración integral de los subcuencas de los ríos Rituerto y Jalón, en Soria, con una inversión de 4,4 millones de euros que beneficiará a 56 núcleos de población.

Por otro lado, se ha puesto de manifiesto que la Consejería de Medio Ambiente cuenta con todos los proyectos redactados relativos a poblaciones con más de 2.000 habitantes equivalentes. Se encuentran redactados todos los poryectos del Valle del Tiétar en Ávila, los relativos al río Gromejón en Burgos, Villamañán en León, Carrión en Palencia, Navalmanzano en Segovia, así como los emisarios del alfoz de Valladolid y Alcañices o Quiruelas de Vidriales en Zamora.

Por otro lado, la Comisión de Seguimiento ha acordado reasignar a la Junta de Castilla y León las obras de construcción de la nueva Edar de Viana de Cega en Valladolid asignadas inicialmente a la Administración General del Estado. Asimismo, se ha puesto sobre la mesa, con el fin de dotar de mayor eficacia al protocolo, la posibilidad de reajustar otras actuaciones entre ambas administraciones. En este sentido, la Consejería de Medio Ambiente remitirá una propuesta para su estudio por el grupo de trabajo que se reunirá próximamente.

Respecto a las depuradoras de la comarca del Izana, ambas administraciones han coincidido es señalar que es mucho más viable mantener un sistema de depuración adecuado en cada uno de los tres municipios: Tardelcuende, Matamala de Almazán y Quintana Redonda en lugar de un sistema de depuración conjunto para las tres localidades que implicaría la construcción de un gran número de kilómetros de colectores.

Por otra parte, la Comisión de Seguimiento ha analizado las implicaciones del II Plan Nacional de Calidad de las Aguas en el resto de cuencas hidrográficas donde Castilla y León tiene territorio: Ebro, Tajo, Miño-Sil y Confederación del Norte.

El presidente de la CHD ha dado a conocer que el MARM ya está ejecutando, en siete de los 14 municipios previstos, otras tantas depuradoras experimentales. Se trata de depuradoras de bajo coste que se están construyendo en poblaciones de menos de 2.000 habitantes equivalentes para evitar que, como ha ocurrido en otras ocasiones, las infraestructuras terminen abandonadas al no poder ser costeadas por los ciudadanos.

Las obras de ampliación de las depuradoras de Burgos, Segovia y Soria se habrán comenzado antes de que termine el año, estas obras cuentan con una inversión de 55, 24 y 35 millones respectivamente.

Antes de que finalice el 2011, se licitarán las obras de ampliación de las depuradoras de La Bañeza en León, La Granja en Segovia y Cigales en Valladolid, la ampliación del tratamiento terciario de las depuradoras de Medina del Campo, Iscar, Tordesillas y Tudela de Duero en Valladolid, Cantalejo en Segovia, Benavente y Toro en Zamora y la redacción del proyecto de los emisarios de Pelabravo- Azud de Villagonzalo de Salamanca.

También, antes de que termine este año se adjudicará la redacción de proyectos de ampliación de las depuradoras de Palencia, Salamanca y Valladolid para que dispongan de sistemas de tratamiento terciario para la eliminación de nutrientes, principalmente nitrógeno y fósforo así como la ampliación, mejora y adecuación de la depuradora de Guijuelo en Salamanca que incluirá también tratamiento de nutrientes. Además, se construirá el emisario del municipio de Fuentespina hasta la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Aranda del Duero en Burgos.