El Consejo de Administración de Caja España-Caja Duero ha nombrado a José María de la Vega Carnicero director general de la entidad. De la Vega sustituye a Lucas Hernández en el cargo, que el pasado lunes anunció la decisión de acogerse a su jubilación. El nombramiento, a propuesta del presidente de la Caja, Evaristo del Canto, ha sido aprobada por mayoría.

José María de la Vega expresó su gratitud por la confianza depositada en su persona, ante los miembros del Consejo, y manifestó su total compromiso de pilotar la entidad tras la fusión de Caja España y Caja Duero. El nuevo director general también tuvo palabras de reconocimiento hacia los 4.704 profesionales que conforman la plantilla de la organización con su labor diaria, también les invitó a continuar con su esfuerzo en beneficio de la institución y sus más de 2,5 millones de clientes.

De la Vega, tiene 45 años, es diplomado en Ciencias Empresariales por la Universidad de Salamanca y completó su formación en la Politécnica de Coventry en Reino Unido, especializándose en Administración de Empresas, Comunicación e Informática de Gestión.

Ejerció su labor profesional en la antigua Caja Duero, en la que ingresó hace más de 20 años, iniciando su andadura en la red de oficinas. En esa organización desempeñó, la dirección de Recursos Humanos y la Dirección General Adjunta de Desarrollo Corporativo, que agrupaba las Áreas de Recursos Humanos, Administración de Recursos, Operaciones, Organización, Logística, Seguridad, Infraestructura y Calidad. Desde la fusión entre Caja España-Caja Duero, en octubre de 2010, asumía la Dirección de la División de Informática, formando parte del Comité de Dirección. Hoy en día, es presidente de la sociedad Cosedur y consejero de varias empresas participadas por la Caja.

Además, desde 2004, es profesor asociado en la Universidad Pontificia de Salamanca y ha participado como ponente en numerosas jornadas y eventos especializados.