Aprovechando el buen tiempo propio del verano y las vacaciones escolares los niños que durante el curso participan en las Ludotecas Municipales tienen la posibilidad de seguir aprendiendo y disfrutando.

La Concejalía de Servicios Sociales mantiene durante los meses de julio y agosto las ludotecas en las que los niños de entre 5 y 8 años desarrollan diferentes actividades educativas, culturales y lúdicas con las que se busca favorecer el desarrollo social de los menores, darles a conocer la ciudad, su gente o los oficios tradicionales.

Más de 60 niños de los cerca de 120 matriculados durante el curso escolar 2010-2011, divididos en grupos, (los lunes y los miércoles, y los martes y los jueves) en horario de mañana, de 11:00 a 14:00 horas, conocen de cerca el Camino de las Pesquerías Reales, aprenden educación vial en el circuito de cars, visitan el Museo de Arte Contemporáneo ‘Esteban Vicente’ y el Centro los Molinos para conocer parte del patrimonio cultural y natural de la ciudad, y participan en los talleres que se desarrollan en la Casa Joven.

A estas actividades hay que añadir la desarrollada en la piscina municipal al aire libre donde los chavales han recibido la visita del concejal de Servicios Sociales. Andrés Torquemada ha tenido la oportunidad de conocer a los pequeños y tomado buena nota de las propuestas que más les gusta y en las que más disfrutan.

«Las ludotecas son lugares en los que, a través del juego, del juguete y con la orientación y apoyo de educadores, los niños aprenden normas y definen intereses. En definitiva, las ludotecas se convierten en lugares para el encuentro, la diversión y el aprendizaje de los niños y niñas tanto en invierno como en verano.»