La XIV Jornada Europea de la Cultura Judía se celebrará durante los próximos días 28 y 29 de septiembre para volver a acercar un año más los rasgos culturales de un pueblo histórico que marcó la vida de la capital segoviana y otros puntos de su provincia como Sepúlveda o Ayllón. Junto a las 24 países que componen la Red de Juderías en el continente, el objetivo de la jornada persigue trasladar a los ciudadanos el legado cultural judío centrándose este año en el patrimonio natural.

Toda una experiencia a la que Turismo de Segovia se lleva sumando una decena de años con actividades que este año invitan a despertar los sentidos especialmente. Paseos que incluyen panorámicas extremadamente bellas de la ciudad desde el Cementerio Judío o un concierto que fusiona música sefardí y mediterránea en la antigua Sinagoga Mayor, actual iglesia del Corpus Christi, son dos de los atractivos que encierra un programa compuesto por otras actividades como una charla, una visita teatralizada, gastronomía sefardí o un taller dirigido especialmente a los más jóvenes.

Y es que Segovia cuenta con innumerables y magníficos ejemplos de la impronta judía en la ciudad. “Hay mucha sangre judía en nuestra sangre”, asevera la concejala de Patrimonio Histórico y Turismo, Claudia de Santos, a Segoviaudaz.es. Prueba de la importancia de este pueblo y del peso que llegaron a tener es sin duda la Antigua Sinagoga Mayor, actual iglesia del Corpus Christi, que acogerá el sábado 28 de septiembre a partir de las 20.00 horas el concierto del dúo Milo Ke Mandarini.

Para “acercarnos a esta fiesta”, los toledanos Carlos Ramírez e Isabel Martín, traducen la cultura judía a través de ritmos tradicionales decorados con filtros mediterráneos. Una muestra de un trabajo de investigación y de puesta en valor de la música judía que les ha llevado en innumerables viajes por e Mediterráneo más oriental y a conseguir el apoyo del Instituto de la Juventud (Injuve) o del Ministerio de Cultura. “Un referente en la investigación e interpretación de la música sefardí y mediterránea”, explica De Santos quien resalta el “precio popular” del concierto establecido en 5 euros.

De la misma importancia y con el atractivo de un paraje natural conservado a través de siglos “como un lugar sagrado” destaca el Cementerio Judío ubicado en el Pinarillo. Allí, el sábado a las 16.30 horas se explicará a través de una visita específica, el hipotético recorrido del rito fúnebre judío desde la ciudad, atravesando el valle del Clamores por el Puente de la Estrella. Además se abrirá la Casita Blanca, “un pequeño centro de homenaje” a la cultura judía en torno a los cementerios, la muerte o la Shivá, el luto judío, como explica la edil de Patrimonio Histórico y Turismo.

Pero para introducirnos mejor en las tradiciones del pueblo judío y para comenzar la jornada del sábado a las 11.00 horas se celebrará con ‘La fiesta del Sukot’, también conocida como la Fiesta de las Cabaña, en el Centro Didáctico de la Judería. Esta festividad rememora las vicisitudes del pueblo judío durante su deambular por el desierto, y la precariedad de sus condiciones materiales simbolizada por el precepto de morar en una cabaña provisoria o suka, tras la salida de la esclavitud en Egipto.

El domingo 29 de septiembre estará protagonizado por la Jornada de Puertas Abiertas en el Centro Didáctico de la Judería, Puerta de San Andrés y la Sinagoga de los Ibáñez, de 11 a 14 y de 16 a 19 horas; y de la Antigua Sinagoga Mayor rehabilitada en 2004, de 10.30 a 14.15 horas. Por las calles del alhama segoviana transcurrirá además la visita teatralizada ‘Yuda’, un recorrido “absolutamente emocionante”, como destaca Claudia de Santos, basado en la novela del mismo nombre de José Antonio Abella. El precio será de 5 euros y tendrá una duración de una hora y media.

La jornada se completará con la conferencia ‘La Naturaleza en el Arte Judío’ que impartirá Miguel de La Rocha, Licenciado en Bellas Artes por la escuela Betzalel de Jerusalén en el Centro Didáctico de la Judería, a partir de las 18.00 horas.

Pero para completar esta exaltación de los sentidos que para el año que viene pretende cambiar su denominación a Jornada Mundial de la Cultura Judía, señala la edil, seis restaurantes segovianos, algunos de ellos amparados bajo el distintivo RASGO, ofrecerán menús y tapas impregnadas con el olor y el sabor de la cocina sefardí.

Un público fiel desde hace años ya se ha interesado por las actividades que este año confían en conseguir el mismo éxito que años atrás. La titular de Patrimonio Histórico y Turismo, Claudia de Santos, concluye incidiendo en la “magnífica respuesta de los ciudadanos que se muestra actividad tras actividad realizada en la Judería”.