Los municipios de Cantimpalos y Sepúlveda, recibirán una subvención para adecuar las instalaciones para impartir el primer ciclo de Educación Infantil. Este programa en Castilla y León supone 305 plazas para niños de 0 a 3 años y la creación de 37 puestos de trabajo.

Quince ayuntamientos del medio rural de la Comunidad recibirán subvenciones, con un importe total de 427.453 euros, para financiar las obras de conversión de centros del Programa Crecemos en Escuelas de Educación Infantil.

Las subvenciones están destinadas a realizar obras de adecuación de las instalaciones que tienen los ayuntamientos para poder impartir el primer ciclo de Educación Infantil. La Junta financia el 90% de las obras, mientras que el montaje restante corre a cargo de cada ayuntamiento. Entre los 15 centros suman 305 plazas para niños y niñas de 0 a 3 años y la creación de 37 empleos.

Los 15 municipios que recibirán estas ayudas están adscritos al Programa Crecemos, cuyo objetivo es la creación de plazas públicas para niños de 0 a 3 años en municipios del ámbito rural, siempre que la demanda sea inferior a 15 plazas y que la localidad no cuente con ningún recurso público o privado que preste este tipo de servicio.

El Decreto 12/2008, de 14 de febrero, que determina los requisitos de los centros de Castilla y León que impartan el primer ciclo de Educación Infantil, establece que se podrán crear o autorizar centros con menos de tres unidades en poblaciones que no superen los 3.000 habitantes, siempre y cuando no exista otro centro sostenido con fondos públicos con plazas vacantes que imparta las mismas enseñanzas, que la demanda actual y la previsible no justifique la existencia de un centro completo y que se pretenda atender a niños de la misma población. La población conjunta de estas localidades es de 20.968 habitantes y su población infantil es de 366 niños y niñas de 0 a 3 años.

Los municipios que se beneficiarán de la subvención son Villalmanzo en Burgos; Santa Marina del Rey y Villadecanes  en León Ledesma y Villoria  en Salamanca; Cantimpalos y Sepúlveda en Segovia; Arcos de Jalón, Almarza, Covaleda, Duruelo de la Sierra y San Pedro Manrique en Soria; Quintanilla de Onésimo y San Miguel del Arroyo en Valladolid y Villaralbo en Zamora.

Desde la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades se lleva a cabo una política de apoyo a las familias y a la conciliación de la vida personal, familiar y laboral, entre cuyos pilares se encuentra la creación y mantenimiento de plazas públicas infantiles. Castilla y León cuenta en la actualidad con más de 15.600 plazas públicas infantiles, con lo que cumple el compromiso de legislatura de superar las 15.000 plazas de este tipo.

La Comunidad dispone en total de más de 30.000 plazas infantiles, lo que supone un índice de cobertura del 50 por ciento, el cual supera en 17 puntos las recomendaciones de la Unión Europea, que aconseja una cobertura del 33 por ciento.