Alrededor de 70 trabajadores, según fuentes sindicales de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) y de ACAIP, se concentraron a primera hora de hoy cortando el paso al Centro Penitenciario de Segovia en una “jornada de lucha convocada ante los recortes en el conjunto de las administraciones públicas”.

Los sindicatos informaron a sus compañeros de la jornada de concentraciones contra los recortes y en protesto por lo que consideraron el “continuo acoso que una vez mas se vuelve a cebar con los empleados públicos, para financiar los excesos y la mala gestión de la clase política y financiera”. Según informaron fuentes de la Subdelegación del Gobierno hubo que apartar 20 vehículos y un autobús porque entorpecían el paso de los trabajadores a la entrada del recinto.

En este sentido, lamentaron que la pérdida del poder adquisitivo de los empleados públicos desde el año 1982 supone a día de hoy el 53,68 por ciento, “más de la mitad de nuestros sueldos actuales”, y que en la última ocasión ha supuesto pérdidas de hasta un 20 por ciento. Además, los sindicatos denunciaron la falta de personal y la masificación con la pérdida de seis plazas de funcionarios “que sin previo aviso y sin ningún tipo de negociación, desaparecen de la Relación de Puestos de Trabajo del Centro Penitenciario”, algo que como añadieron, se vio agravado tras la inauguración en el 2008 del Centro de Inserción Social “Antón Oneca”, con 50 celdas, “y que ni siquiera dotaron de personal teniéndose que asumir, con la ya debilitada plantilla del Centro Penitenciario”.

Para finalizar, CSI-F y ACAIP criticaron las “campañas de desprestigio en las que se cuestiona nuestro trabajo, nuestra profesionalidad e incluso el volumen de efectivos”, y concluyeron señalando que “la sociedad tiene que saber que aunque ya estamos hartos de ésta situación, seguimos y seguiremos jugándonos nuestra integridad por cumplir con nuestras funciones, aunque las condiciones sean cada vez más insostenibles”.