Los casos de COVID-19 notificados se redujeron un 17 por ciento en las últimas 24 horas, hasta contabilizar 783 contagios en Castilla y León, lo que supone 162 menos que ayer domingo, cuando sumaron 945. Además, se produjeron ocho nuevas muertes, siete de ellas en los hospitales y una en las residencias, si bien tres de las registradas en los hospitales eran de personas que habían sido trasladadas allí desde las residencias.

Según los datos facilitados por la Consejería de Sanidad y recogidos por Ical, la Comunidad registra ya 146.676 casos, de los que 139.881 han dado positivo mediante pruebas de infección activa. De esta forma, de los 783 nuevos casos, un total de 758 tiene fecha de diagnóstico en el día anterior, frente a los 915 de ayer domingo. Además, los brotes activos aumentaron en cuatro hasta los 465, con 3.106 casos asociados, frente a los 3.202 de ayer.

En ese sentido, los nuevos confirmados se concentraron en la provincia de Valladolid, con 214, que acaparó el 27 por ciento de los contabilizados en toda la autonomía; seguida por Segovia, con 138, y Salamanca, con 95. Además, en León se anotaron 92 nuevos casos y en Ávila, 76. A continuación aparecen Palencia con 67, Burgos con 53, Zamora con 25 y Soria con 23.

El número total de positivos en la Comunidad asciende ya a 146.676, de los que la mayor parte se registraron en Valladolid, 33.502; Burgos, 25.271; León, 23.973; y Salamanca, 19.957. Además, hay 10.728 casos acumulados en Palencia; 9.664 en Segovia; 9.189 en Zamora; 8.286 en Ávila y 6.106 en Soria.

De los siete fallecidos en hospitales en la última jornada, León y Palencia registraron dos en cada caso, hasta acumular sendos totales de 876 y 294 desde el inicio de la pandemia. Además, hubo que lamentar una pérdida en los centros hospitalarios de Valladolid (840 en total), Segovia (266) y Zamora (347). Por el contrario, no hubo nuevas muertes en Ávila, Burgos, Salamanca y Soria, que se mantienen con 251, 583, 641 y 183 fallecidos respectivamente.

En estos momentos, la Comunidad registra 465 brotes activos, con 3.106 casos vinculados. Hay 127 brotes en Segovia (10 más que ayer) con 661 casos vinculados; 86 en Salamanca (599); 64 en Valladolid (307), además de 45 en Palencia (421), 41 en Ávila (250), 31 en Zamora (156), 30 en Burgos (430), y 20 en León (145).

Las altas hospitalarias ascienden ya a 20.120 de las que Ávila suma 1.211; 2.969, Burgos; 3.611, León; 1.290, Palencia; 2.775, Salamanca; 1.230, Segovia; 768, Soria; 4.830, Valladolid; y 1.436, Zamora.

Residencias

Las residencias de personas mayores acumularon una nuevas pérdida en sus instalaciones, con lo que la cifra se eleva a 1.059. En total, estos centros contabilizan además de estos fallecidos confirmados por COVID en sus instalaciones, otros 1.594 en hospitales, tres nuevos. Asimismo, hay otros 1.105 muertos con síntomas compatibles, 1.028 en las residencias y 77 en centros hospitalarios. Así, el total de residentes que perdieron la vida asciende a 3.758, con 2.087 en sus instalaciones y 1.671 en hospitales.

Estos centros atienden a día de hoy a 40.533 residentes, con una mortalidad acumulada en la pandemia de 11.822 personas, de los que 2.653 son fallecidos confirmados por coronavirus, y 1.105 con síntomas compatibles. En sus instalaciones se han confirmado 12.949 positivos, de los que 12.478 superaron la infección. La Junta constata que hay ocho internos aislados con síntomas compatibles, y otros 802 en preventivo.

En cuanto a los centros propios de la Junta, atienden a 2.453 personas, con 22 hospitalizados. Los fallecidos en estas residencias confirmados por COVID asciende a 173, aunque hay otros 117 muertos con síntomas compatibles. Los positivos ascienden a 907, de los que 906 superaron la infección. Hay una persona aislada con síntomas y 54 (21 más que ayer) lo están de forma preventiva.