La Gerencia de Atención Primaria de León hace un cribado de test masivos de antígenos de segunda generación a la población de la zona básica de salud de La Palomera

La tasa de incidencia acumulada de casos diagnosticados de COVID-19 en Castilla y León continuó este domingo con la caída sostenida iniciada el viernes, tras una semana en la que los parámetros se mantuvieron en el entorno de los 130 casos, y registró 121,67 casos a 14 días, casi una decena menos que hace una semana y cerca de un punto y medio por debajo de los 123,09 casos por cada 100.000 habitantes notificados ayer.

Así, y según los datos publicados este domingo por la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León, solo Valladolid y Palencia permanecen ya en tasas de riesgo alto a 14 días, con 167,29 y 154,69 casos por cada 100.000 habitantes, mientras el resto de provincias se ubican en riesgo medio: Burgos (144), Ávila (118,61), León (111,52), Segovia (108,16), Zamora (97,90), Soria (67,50) y Salamanca (58,01).

En cuanto a la incidencia acumulada a siete días, también se redujo con respecto a la jornada anterior, al notificarse 57,87 casos por cada 100.000 habitantes por los 58,58 de ayer y los 62,76 del pasado domingo. Por provincias, solo Valladolid se encuentra en la zona de riesgo alto, con una tasa de 77,98 casos, seguida, aunque ya en riesgo medio, por Ávila (66,60), Burgos (61,51), Palencia (61,13), León (58,28), Zamora (57,45), Segovia (54,08), Soria (28,13) y Salamanca (25,82).