El rector de la Universidad de Valladolid, Marcos Sacristán Represa, ha inaugurado el curso 2010-2011 en el Campus de Segovia dentro de un acto celebrado en el salón de actos del Palacio de Mansilla, sede provisional hasta que se terminen los trabajos del complejo docente, cuya primera fase se encuentra en obras. Ante profesores, alumnos y representantes políticos locales, Marcos Sacristán expresó su confianza en que la segunda fase de las obras no sufran retrasos y puedan disponer del edificio. De este modo expresó su deseo de ver cumplidas las declaraciones del presidente de la Junta “de que la nueva fase no sufrirá la reducción en el presupuesto», dijo.

Sobre los actuales trabajos, el rector dijo que las obras del Campus “se desarrollan según lo previsto y en el próximo mes de mayo lo tendremos finalizado”. El rector se mostró dispuesto a colaborar y a “hacer todo lo posible” por agilizar la tramitación de las obras que están pendientes de las partidas presupuestarias regionales.

La lección inaugural fue leída por el profesor Santiago Hidalgo, anterior vicerrector, y en su intervención hizo referencia a la importancia de la enseñanza de las Matemáticas y a la necesidad de que los profesores sepan detectar el “perfil matemático” de cada alumno para conseguir potenciar el aprendizaje de esta ciencia. Bajo el título ‘El alumno vertebrador de los procesos de enseñanza-aprendizaje’, Hidalgo aseguró que de este modo que podrá reducir el fracaso escolar que sufre actualmente esta materia.