El Teatro Juan Bravo se llenó el lunes para celebrar la semana de la discapacidad, pero también para poner el broche de oro a los actos de celebración del 25 aniversario del CAMP El Sotillo, centro dependiente de la Diputación de Segovia.

Teatro Paladio participó con la representación de “Nadie ¡quiero ser libre!”,  consiguiendo reivindicar el papel de las personas con discapacidad en la sociedad. Una obra teatral llena de mensajes positivos y palabras de aliento que trasladaron la emoción desde el escenario hasta los espectadores.

Tras esta actuación llegó el momento de los residentes del CAMP El Sotillo quienes participan durante todo el año en un taller de teatro gracias a la colaboración del centro con Paladio y que tuvieron la oportunidad de mostrar a todos los presentes sus progresos. Su actuación sirvió también de homenaje a quien fue nombrado “Padrino de Honor” por su colaboración incansable durante estos 25 años, Salvador Lucio, conocido como “Salva” quien se emocionó mucho al recibir este reconocimiento ya que recordó que su trayectoria artística ha estado muy ligada a la vida del centro desde su puesta en funcionamiento.

La recién nombrada directora del CAMP El Sotillo, Angustias Fernández, quien trabaja en el centro desde su inauguración, quiso dar las gracias a todos los que han hecho posible la evolución de esta residencia, adaptándose a las nuevas formas de atención residencial, para conseguir que los usuarios se sientan cada día más como en su casa, ofreciéndoles una calidad de vida mejor y luchando con programas como el taller de teatro, la terapia con animales, la musicoterapia o la educación física, para que se sientan cada vez más integrados en la sociedad.

Foto: saludo final de los integrantes del grupo teatral del CAMP el Sotillo, ayer en el Teatro Juan Bravo

---