La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente ha abogado por el mantenimiento de los usos y tradiciones en los terrenos del Parque Nacional Sierra de Guadarrama porque es “el mejor modelo para garantizar el aprovechamiento de estas zonas”.

Clemente ha recordado que durante su etapa como consejera de Medio Ambiente en 2001, se firmó el protocolo de colaboración con la Comunidad de Madrid para la obtención del título de Parque Nacional, y que en ella, Castilla y León planteó la necesidad de mantener fuera del mismo los usos y tradiciones, así como los espacios con vinculación histórica con los usos.

Durante la presentación de la Asociación de Empresarios Segovianos en el Exterior, la titular de Agricultura y Ganadería recordó que durante toda la tramitación del Parque se respetaron estos espacios e insistió en que “debe seguir así”. Entre ellos, añadió, se incluyen los Montes de Valsaín o los Pinares de El Espinar y Navafría, que consiguieron catalogaciones a nivel europeo como excepcionales desde el punto de vista ecológico.

En consonancia, las localidades incluidas en el aprobado Parque Nacional Sierra de Guadarrama, acogieron la noticia de la declaración con la máxima figura de protección de sus medios coincidiendo en la petición de mantener los usos tradicionales y las explotaciones ganaderas, agrícolas y forestales, vitales para la marcha de sus zonas. Así lo hicieron en su día en declaraciones a Segoviaudaz.es.

A pesar de este recelo, localidades como el Real Sitio de San Ildefonso, Torre Val de San Pedro, localidades segovianas con más hectáreas en el Parque, esperaron que su marcha a lo largo del tiempo funcione correctamente y reporte beneficios. En el mismo sentido, otras localidades con menos presencia por extensión en la zona, como Tres Casas o Navas de Riofrío, coincidieron en manifestar la misma prudencia y pidieron, como sus vecinos, el respeto por sus actividades tradicionales.