La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, confía en que España impulsando una “fuerte” negociación relativa al nuevo marco 2014-2020 de la Política Agraria Comunitaria (PAC) para que el país cierre un “modelo de España que permita que ningún sector productivo ni territorio pierdan recursos de manera importante”. Así lo indicó en Segovia, en la clausura de las jornadas “Momento clave en la negociación de la reforma de la PAC”, organizas por el PP, en las que más de un centenar de alcaldes de municipios, miembros del partido y empresarios agrarios se han dado cita para debatir sobre el marco que se está produciendo en Europa.

“Las aportaciones no son subvenciones sin más, como en algún momento se ha transmitido”, explicó la consejera quien consideró que, desde Europa, se tenía que haber hecho un mayor esfuerzo en transmitir que estas cuantías están ligadas a cánones de calidad. Para Clemente, en el contexto actual y tras las últimas negociaciones, hemos de hacer una “lectura positiva” debido a que la reducción aplicada a las cuentas “ha sido menor a la que se planteaba en noviembre y es la única partida, la PAC, que ha ganado para pagos directos y desarrollo rural”. “este año es clave, estamos en un momento crucial de la PAC porque conocemos el presupuesto y hay que introducir criterios nuevos de reparto”, aseguró.

Así, Clemente incidió en la introducción de “conceptos nuevos entorno a quien es agricultor activo, y la superficie que va a percibir las ayudas”. “Hemos de introducir las variables necesarias que permitan distinguir entre los agricultores con regadío – con mayores costes- y secano, o ganaderos que no tienen base territorial y deben seguir percibiendo las ayudas como es, en el caso en Segovia de los ganaderos de intensivo, o de ovino en Castilla y León”, determinó la consejera haciendo referencia a algunos cultivos que tendrán que tener un modelo específico de apoyos, como la remolacha o leguminosas o incluso algunos sectores como la apicultura.

“Este momento que se abre es un momento que la negociación se va a desarrollar en Europa en Comisión, Parlamento y Consejos europeos y en España, donde tenemos que fijar un marco de aplicación ajustado a las necesidades de nuestro país”, aseveró. En este sentido, Castilla y León es una de las comunidades “que más se juega, somos los segundos receptores de fondos”. En total, la comunidad cuenta con 95.000 beneficiarios de ayudas de PAC además de la actividad económica de las industrias agroalimentarias, que emplean a más de 35.000 trabajadores. “Es necesario que todas estas decisiones beneficien a nuestra estructura productiva, eso es lo que vamos a trabajar fuertemente desde Castilla y León y vamos a trabajar en todo lo que tiene que ver con los programas que tienen que tener ayudas asociadas”.

Respecto a los fondos recibidos, la consejera recordó que, la media anual, desde 2007 se fija entorno a 1.150 millones de euros anual e, insistió, “Castilla y León debería de percibir en el próximo marco una cantidad similar en el próximo marco para que todos los sectores sigan funcionando con unas expectativas de percepción de ayudas”. “Confío en que el Ministerio en 2013 tiene que negociar en Europa de una manera muy fuerte, pero el Ministerio también tiene que cerrar un modelo en España que permita que ningún sector productivo pierda recursos de manera importante, así como que ningún territorio pierda recursos de manera importante, y para eso hay que realizar un trabajo coordinado en el que desde Castilla y León vamos a estar implicados al máximo”, sentenció Clemente.

 

Marzo, un momento clave

Durante la jornada, otras voces se sumaron a las explicaciones sobre el nuevo marco. El eurodiputado de Castilla y León, Agustín Díaz de Mera, explicó que será en marzo cuando Parlamento Europeo se pronuncie sobre los 100 compromisos adquiridos previamente, consecuencia de un total de 7.500 enmiendas presentadas y evaluadas hace ahora un mes en Europa, en concreto los días 23 y 24 de enero. “Dejamos sin votar la clave, la propuesta de resolución porque estábamos pendientes del marco financiero plurianual”, explicó Díaz de Mera que reconoció que “el parlamento no está contento con las cifras del marco a siete años que ha dado el Consejo y esperamos que la negociación continúe”.

“En este aspecto, todos pierden pero España menos que todos”, recalcó tras valorar la “potente negociación en el ámbito del marco financiero y la reforma de la PAC” efectuada y liderada por Mariano Rajoy. “En el año 2012, en el mes de noviembre, España era contribuyente neta al presupuesto comunitario y tras la negociación de la semana pasada España no es contribuyente, es beneficiaria”, valoró. En este sentido recordó que si el país contaba con porcentaje de retorno del 0,15 del PIB ahora , tras la negociación española, tenemos el 0,20”.

“La negociación de Arias Cañete es de las menos perjudiciales de los estados miembros de la unión, y que los fondos para la ganadería y agricultura están garantizados hasta el año 2020”, dijo el dirigente popular quien consideró que el papel de Silvia Clemente la ha convertido en una “protagonista de primera magnitud” al contar con una importancia “decisiva” en la tramitación de la reforma legislativa con la presentación de 116 enmiendas singulares y relativas a la problemática de la agricultura en Castilla y León.

Por último el presidente del PP en Segovia, Francisco Vázquez, consideró de vital importancia estas jornadas que, previsiblemente, se sucederán en otras provincias de la región y recordó que Segovia percibe más de 100 millones de euros anuales en un sector en el que tiene un peso superior al de otras provincias, y que abarca cerca del 12% del PIB provincial.