El Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE), entidad encargada de la certificación de los sistemas de calidad para empresas turísticas, acaba de renovar las ‘Q’ de calidad turística de las oficinas de información que gestiona la Junta de Castilla y León, cuarta Comunidad de España con más distinciones de este tipo.

El Ejecutivo autonómico gestiona oficinas de calidad turística en Ávila, Burgos, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid y Zamora, que han renovado esta marca de calidad tras superar las correspondientes auditorias de seguimiento. En el caso de la de León, se trabaja en su consecución, pero la oficina lleva en su ubicación actual solamente un año. 

La ‘Q’ de Calidad Turística constituye el elemento diferenciador más visible de todo el sistema de Calidad para cualquier actividad relacionada con los servicios o productos turísticos y cuenta con reconocido prestigio a nivel nacional e internacional. La renovación de la ‘Q’ demuestra, según informó la Junta en nota de prensa, el “cumplimiento del compromiso” de la Consejería de Cultura y Turismo de realizar “un esfuerzo continuado por la mejora continua y una gestión de calidad”.

La ‘Q’ de Calidad Turística da prestigio, lo que avala el compromiso de la Junta de Castilla y León por “alcanzar la plena satisfacción de los turistas”; aporta diferenciación, ya que esta marca sólo la obtienen aquellas oficinas de turismo que aseguran los máximos niveles de calidad; demuestra fiabilidad, ya que los mecanismos utilizados para evaluar el cumplimiento de los requisitos son independientes; y avala el rigor, porque para obtenerla es imprescindible superar unas pruebas de carácter objetivo, añadieron las mismas fuentes.

Este reconocimiento supone también la “adecuación de los servicios a las expectativas y necesidades de los turistas” en las oficinas turísticas gestionadas por la Junta de Castilla y León, la “profesionalidad” del personal que trabaja en las mismas y la “preocupación por la mejora continua” con los protocolos de actuación que se llevan a cabo en el tratamiento de las quejas, reclamaciones, sugerencias y sistemas de encuestas.

Las oficinas de turismo de Valladolid y Soria obtuvieron el certificado Q de Calidad Turística Española en el año 2006, tras haber superado sendas auditorias externas. El comité de certificación otorgó la distinción en 2008 al resto de oficinas de turismo gestionadas por la Consejería de Cultura y Turismo, Ávila, Burgos, Palencia, Salamanca, Segovia y Zamora. Actualmente, se trabaja en la consecución de este sello de calidad en la oficina de León.

Además, de las ocho oficinas de información turística de la Junta, en Castilla y León hay otros 87 servicios turísticos que disponen de la Q de Calidad Turística: cuatro alojamientos de turismo rural, cuatro balnearios, un ‘convention bureau’, 31 hoteles y apartamentos, 19 restaurantes, 17 oficinas de agencias de viajes, una oficina de turismo, un patronato de turismo y nueve espacios naturales protegidos.

Toda esta red está “avalada” por el número de visitantes que solicitaron información en las Oficinas de Turismo de la Junta de Castilla y León, que se incrementó en un 3,71 por ciento, respecto al año anterior, siendo la cifra superior a un millón de visitantes.