Cajaviva Caja Rural obtuvo unos beneficios antes de impuestos de 3,6 millones de euros en sus seis primeros meses de actividad, que se corresponden con el segundo semestre de 2012, ya que el grupo, integrado por las cajas rurales de Burgos, Segovia, Fuentepelayo y Castelldans, se constituyó el 15 de junio. Esta cifra es un 28 por ciento superior a la que generaron las entidades matrices en el mismo periodo del año anterior. Además, la tasa de morosidad se mantuvo al cierre del año pasado en el 7,08 por ciento, con un ratio de liquidez y solvencia del 16,59 y el 11,34 por ciento, respectivamente.

El presidente del grupo, Pedro García; el director general, Ramón Sobremonte, y los vicepresidentes Félix Moracho y Juan Cruz Serrano García, fueron los encargados de presentar este jueves los resultados obtenidos por la cooperativa de crédito durante la segunda mitad del ejercicio de 2012. En este periodo se ha completado, según indicaron, el proceso de integración operativa de las cuatro cajas en un entorno de crisis y recesión, lo que no ha impedido que el mercado haya valorado la fusión, que se realizó sin cierres de oficinas, ni ajustes en la plantilla.

Sobremonte destacó que las cifras positivas de la cuenta de resultados, que ha sido mejor de lo esperado, lo que en a su juicio demuestra que la integración fue una “buena idea” y que llevó a cabo de forma “conveniente”. El director general remarcó que entre junio y diciembre el margen de intermediación -diferencia entre los intereses que paga y cobra en sus operaciones- fue de 18 millones y el ordinario de 24 millones al crecer un 24 por ciento. De esta forma, el margen de explotación alcanzó los 12 millones, un 30 por ciento más que en 2011, informa ICal.

También, el ratio de eficiencia, que mide el gasto para obtener 100 euros, se situó en el 46,1 por ciento, frente al 59,8 por ciento de media en el sistema financiero, lo que indica para el director general que un mayor tamaño no significa ser más eficientes. Además, precisó que incluye gastos de la fusión que desaparecerán este año. Otro de los aspectos que valoró fue la tasa de morosidad que cerró el año en el 7,09 por ciento, frente al 10,58 por ciento de media del sector financiero, y destacó que la tasa de cobertura para hacer frente a impagos fue del 96,63 por ciento, muy por encima del 74,29 por ciento.

Al cierre de 2012, la entidad mantenía una “excelente posición de liquidez” con un excedente de tesorería ya que remarcó que se ha aplicado una gestión “prudente”, basada en la banca tradicional ya que no han acudido a mercados mayoristas en busca de capitales. Por tanto su ratio de liquidez, que refleja su independencia con agentes externos, es del 16,59 por ciento, mientras en el sector la cifra es del menos 15,47 por ciento. Además, mantiene una solvencia del 11,34 por ciento, superando el valor exigido por los organismos reguladores.

 

Negocio y préstamos

El directivo del grupo explicó que en su primera etapa han conseguido aumentar el volumen de negocio de las anteriores cajas rurales, lo que demuestra la buena acogida que ha tenido la operación entre los clientes. Aclaró que el segmento de captación de ahorros creció un 7,23 por ciento entre junio y diciembre, mientras en Castilla y León disminuyó un nueve por ciento y en España, un cuatro por ciento.

También, Ramón Sobremonte destacó la confianza que ha logrado por parte de sus clientes puesto que han conseguido aumentar un 28 por ciento el mercado de fondos de inversión; un 14 por ciento el de los planes de pensiones; un 21 por ciento el de seguros de vida y un uno por ciento el de renta variable.

Otro de las áreas que repasó fue la concesión de créditos. Subrayó que mientras el sector ha retraído fondos para los préstamos, con una caída del nueve por ciento, Cajaviva ha logrado mantenerse, con una reducción del 0,5 por ciento. Por tanto, señaló que han ganado cuota de mercado al ocupar el espacio dejado por bancos y cajas de ahorro. Además, explicó que la estrategia ha pasado por apoyar a los emprendedores, con un aumento de las operaciones con pymes (93 por ciento), microempresas (diez por ciento), autónomos (nueve por ciento) y comercio minorista (cuatro por ciento).

 

Expansión

Por otra parte, el director general remarcó que Cajaviva ya ha realizado las dos dotaciones que ha exigido el Gobierno este año para sanear los balances, lo que ha supuesto un “esfuerzo” que permitirá, previsiblemente, a la entidad aumentar sus beneficios en 2013. “Ha sido un éxito”, dijo Ramón Sobremonte respecto a los seis primeros meses de vida de la cooperativa, que cuenta con 262 empleados, 100 oficinas, 100.000 clientes y 30.000 socios.

Explicó que el grupo opera en cuatro comunidades autonómicas y en siete provincias distintas, si bien insistió en que mantiene su vinculación con Castilla y León. La dirección de Cajaviva avanzó que mantienen la apertura en Valladolid de una sucursal y aseguraron que la reestructuración del sector les permitirá ganar cuota de mercado, sobre todo, en el medio rural que están abandonando otros grupos.

El presidente de Cajaviva Caja Rural insistió en que el proceso de expansión se afrontará con “prudencia” ya que señaló que la cajas realizaron una implantación en nuevos territorios de forma “descontrolada”. También, defendió la “austeridad” en la gestión y el control del gasto. Finalmente, destacó que las cooperativas de crédito son un sector “fuerte y dinámico” y un modelo de “éxito”.