La nevada que durante la mañana y parte del mediodía ha cubierto Segovia de blanco ha provocado complicaciones en diferentes tramos de la red de carreteras de la provincia. La incidencia más aparatosa se registraba en la AP-6, a la salida del Túnel de Guadarrama hasta la zona del Portachuelo, que tuvo que ser cortada durante varias horas.

Varios vehículos quedaron atrapados y se interrumpió la circulación a la espera de que las máquinas quitanieves trataran la zona para poder permitir que los turismos y camiones continuaran la marcha. Durante el tiempo que duró el corte se desvió la circulación por otras vías.

Las heladas y las nevadas han hecho además extremar precauciones por carreteras como la AP-61, en la N-VI (entre los kilómetros 56 y 90), N-603 (61 al 80) y en la Autovía del Norte A-1 (96-104).

Por otro lado, desde la Junta de Castilla y León señalaron que cuatro centros de Secundaria debieron adelantar la salida de sus alumnos transportados como medida de precaución ante la nevada. En este sentido se anticipó la salida de 25 rutas escolares. En torno a las 13.00 horas, los estudiantes transportados del IES ‘Peñalara’, en San Ildefonso’, y de los institutos ‘La Albuera’, ‘María Moliner’ y ‘Francisco Giner de Los Ríos, en Segovia capital, regresaron a sus casas. En total, 1.125 alumnos que acuden a diario desde 62 localidades de la provincia a estos cuatro centros educativoss.

Solo una ruta, parcial, de transporte escolar se ha visto afectada. Siete alumnos de Prádena no han podido acudir al CEA de San Ildefonso como consecuencia de la presencia de nieve y hielo en la calzada.