Bankia ha puesto en marcha su plan ‘SIN Comisiones’ que beneficia a más de siete millones de clientes particulares que no pagan ya comisiones en sus cuentas y tarjetas. Según informó la entidad que preside Rodrigo Rato, jóvenes, pensionistas, accionistas y aquellos que domicilien su nómina no pagarán ninguna comisión por las operaciones más comunes, tales como transferencias, mantenimiento de cuenta y cuotas de la tarjeta de débito.

Además, se eliminan las comisiones por ingresar cheques en cuenta y, en el caso de las transferencias, para aquellas operaciones que sean nacionales a través de cajeros, Internet o teléfono, así como la cuota por emisión o renovación de la tarjeta de débito.

La entidad explica que para aquellos clientes que tengan domiciliada su pensión en Bankia también serán gratuitas las transferencias realizadas desde las oficinas.

La campaña, que tiene carácter indefinido, beneficia a dos de cada tres clientes. En el futuro, se espera que aumente el número de beneficiarios ya que la campaña busca incrementar la vinculación de los clientes con la entidad.

Aunque un usuario no esté dentro del colectivo beneficiado por este programa, tampoco pagará comisión por mantenimiento en cuentas o libretas si se tiene un saldo medio superior a 2.000 euros, dado que los saldos inferiores sin domiciliación de nómina son cuentas prácticamente inoperativas. Por otro lado, la cuota de la tarjeta de crédito será gratuita si se rebasan los 4.000 euros anuales de compra.

Bankia precisa que para beneficiarse de este programa el cliente no tiene que realizar gestión alguna con la entidad. La exención es automática en las cuentas de aquellos clientes que cumplan las condiciones establecidas y no requiere confirmación ni cumplimentar ningún documento.

Esta medida se une a la exención de comisiones a la hora de sacar dinero en los más de 7.000 cajeros que conforman la red de las siete entidades integrantes de Bankia.