El presidente de la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc), Luis Pineda, se mostró partidario de que Bankia afronte su futuro sin necesidad de fusiones con otras entidades, y como mejor forma de garantizar la reversión de los beneficios en su territorio de implantación.

Así lo dijo durante un encuentro celebrado en Segovia para analizar la situación del sistema financiero, donde insistió en lamentar la “desaparición de las cajas de ahorro”, que representaban “la ñ del sistema financiero español”.

De ello responsabilizó al gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, a quien culpó de haber promovido el proceso de fusiones y de realizar una “nefasta” labor de supervisión. También dijo que los gobiernos autónomos no ejercieron en este proceso su poder. “Han tenido más capacidad que la decían, y además el Banco de España no les ha dejado actuar”, afirmó Pineda. “Las autonomías han perdido un magnífico instrumento que tenían y que eran las cajas de ahorro”, denunció.

Sobre la posibilidad de que continúe el proceso de fusiones bancario, Ausbanc insistió en su apoyo a la “independencia de Bankia”, donde se incluyen Caja Segovia y Caja Ávila, y de la que dijo que tiene los suficientes recursos como para afrontar su futuro sin ligarse a ninguna otra entidad, aunque dijo que el Banco de España no ha dejado de ponerle obstáculos. Además criticó duramente al presidente del BBVA, Francisco González, de “realizar declaraciones poco afortunadas” sobre la entidad que preside Rodrigo Rato.

Ausbanc defiende que haya más variedad de entidades con el fin de que se produzca competencia en el sector. “Las fusiones indiscriminadas van en contra de la competencia y acarrearán cierres de oficinas y despidos”, advirtió. 

Sobre el caso de Castilla y León, el presidente de Ausbanc afirmó que el Gobierno regional “se equivocó en su estrategia de diseño de una gran caja regional (…) y el proyecto se les ha escapado”. Sí vio como positiva la unión de Caja España y Caja Duero con Unicaja porque le dará “centralidad” al proyecto.

En su defensa de las cajas de ahorro, Pineda recordó que sobre estas entidades han pesado noticias negativas, de las que se han beneficiado los bancos, quienes además ostentan información privilegiada sobre sus clientes. Por ello incitó a que los ciudadanos sean más exigentes con sus derechos.