Las ventas de vehículos de segunda mano en Segovia cerraron el año 2011 con una subida del 0,8%, hasta alcanzar las 5.140 unidades, según ‘El Informe sobre el Mercado de Vehículos de Ocasión’ elaborado por la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (GANVAM), que representa a 4.600 concesionarios y 3.000 compraventas. En el conjunto de Castilla y León las compras de turismos de ocasión crecieron un 1,7%, con un total de 89.136 unidades. De esta forma, la región concentró un 5,2% de las compras nacionales.

En España las operaciones aumentaron un 3,4% en 2011, hasta las 1.728.190 unidades, lo que elevó la relación de ventas VO/VN en cuatro décimas hasta valores de 2,1 a 1, el más alto de la historia.

Todas las comunidades autónomas incrementaron sus ventas de usados en 2011 excepto Madrid (1,1 por ciento), Extremadura (uno por ciento) y Galicia (-0,1 por ciento), que marcaron la excepción al reducir ligeramente sus operaciones durante el pasado año. En el lado opuesto, los mayores crecimientos se produjeron en Castilla-La Mancha (12,1 por ciento), Cantabria, Ceuta y Melilla (9,9 por ciento cada una), Canarias (9,2 por ciento), La Rioja (7,8 por ciento), Navarra (6,4 por ciento), Cataluña (seis por ciento) y Asturias (4,8 por ciento).

Tras ellas se situaron la Comunidad Valenciana y Baleares (4,2 por ciento en ambos casos) y País Vasco (3,8 por ciento), también por encima de la media nacional, seguidas de Andalucía (3,1 por ciento), Castilla y León (1,7 por ciento), Aragón (1,3 por ciento) y Murcia (0,3 por ciento).

Pese a todo, en términos de cuota de mercado, Madrid continúa siendo la comunidad con un mayor número de ventas (16,9 por ciento), seguida de cerca por Cataluña (16,4 por ciento) y Andalucía (16,2 por ciento). También, la Comunidad Valenciana (9,4 por ciento), Galicia (5,6 por ciento), Castilla y León y Castilla la Mancha (5,2 por ciento) presentaron un volumen significativo de operaciones.

 

Particulares

Para Ganvam si algo caracteriza al mercado de usados es el protagonismo de las operaciones entre particulares, que representan ya el 57,7 por ciento del total, si bien en este último año se rebajaron en ocho décimas. Las compras a profesionales, que venían resintiéndose en años pasados por la crisis, recuperaron terreno y aumentaron un 2,8 por ciento en 2011 impulsadas por una oferta de seminuevos más amplia y atractiva gracias a la automatrículas y la renovación de contratos por parte de alquiladoras y compañías de ‘renting’.