Para el empresario segoviano Andrés Ortega “iluminar Pedraza es un honor y un privilegio”. Así lo considera el propietario de Ambientair, la industria de velas y decoración que, junto a la Obra Social y Cultural de Caja Segovia, patrocina los conciertos de las velas de Pedraza. La villa medieval volverá a brillar con luz propia en tan sólo unos días, lo hará los dos primeros fines de semana de julio, coincidiendo con la celebración del XXI edición del Concierto de las Velas, organizado por la Fundación Villa de Pedraza, y que congrega en el municipio a miles de personas, amantes de la música clásica, así como turistas y curiosos que, sorprendidos, recorren cada recoveco de la villa, a la luz de las velas.

Decenas de personas trabajan estos días para ultimar los detalles. En el almacén de Ambientair, en el municipio segoviano de Valverde de Majano, los empleados de la planta rematan el envío de 50.000 unidades de velas que los miembros de la fundación distribuirán el mismo sábado, a partir de las ocho de la mañana, a establecimientos y particulares. “Estos días cuidamos con esmero las velas que harán de Pedraza un lugar idílico, muy especial, Pedraza es uno de los espectáculos culturales y turísticos más emblemáticos del verano”, asegura Ortega quien no esconde que “para una empresa de Segovia es orgullo colaborar con una iniciativa así, formar parte de ella”. De esta forma Ambientair, que exporta a decenas de países europeos y trabaja con las principales superficies comerciales del país, invierte dentro de su línea de Responsabilidad Social Corporativa para formentar las actividades culturales de Segovia en una cita “perfectamente organizada por la Fundación que -indica Ortega- mima cada detalle y cada acción que se desarrolla entorno a los conciertos.

No es para menos, todo el pueblo y toda la provincia se vuelca con un evento, con trascendencia nacional que, este sábado, hará vibrar a los asistentes al ritmo de la Orquesta Joven de la Sinfónica de Galicia, y al son de la Danza Húngara de J. Brahms; la ópera Carmen de G. Bizer o la ‘Sinfonía del nuevo mundo’ de Dvorak. “Es un trabajo minucioso”, asegura el presidente de la Fundación Villa de Pedraza, Javier Acebo, que en declaraciones a Ical asegura que miles de personas recorrerán el municipio en tan sólo quince días. En este sentido, asegura que “la absoluta colaboración” de la Guardia Civil, la Policía, la Subdelegación del Gobierno, así como la de los asistentes, hace realidad que el municipio de Pedraza, con menos de quinientos habitantes, sea capaz de dar cabida a varios miles de turistas. “Nuestra capacidad en los restaurantes y la colaboración de todos lo hacen realidad”, afirmó.

Pedraza, inmersa en la marcha atrás hacia una de las fechas más importante del calendario, reserva estos días sus últimas plazas hoteleras. Pronto volverá a brillar, a la luz de las velas.