La Feria de Artesanía de San Rafael cumple su vigésimo séptima edición con la presencia de 34 artesanos procedentes de toda España, 13 de ellos de Castilla y León, y cinco del propio municipio segoviano.

Según algunos de los participantes “las ventas no van mal”. La mayor afluencia de público se registra a última hora de la tarde para evitar los rigores del verano, en unos días en los que está haciendo mucho calor en la provincia segoviana. 

El muestrario de productos es de lo más variado. No faltan los artículos de marroquinería, bolsos, cinturones o agendas, collares, pulseras o pendientes en piel, joyería en plata o las tradicionales alhajas que lucen las mujeres en el atuendo típico segoviano durante las fiestas populares.

La madera es otro de los materiales más utilizados, bien para la confección de juegos de ingenio, bien para la elaboración de utensilios de cocina con los que podemos degustar productos alimenticios expuestos en la feria como los de Tierra de Sabor.

Abrigos de lana para la próxima estación, composiciones de flores secas y cremas de cosmética natural completan los expositores entre los que destaca un taller de cerámica en vivo.