Las cinco ciudades finalistas de la Capitalidad Europea de la Cultura 2016 crearán un sello de calidad cultural bajo el nombre de Asociación Ciudades Culturales 2016 antes de que acabe el año. Así lo han acordado en la reunión que han mantenido los representantes de Burgos, Segovia, Las Palmas, Zaragoza y Córdoba en la ciudad andaluza, donde el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes ha viajado esta mañana. Durante el encuentro han fijado además un calendario de trabajo para desarrollar proyectos conjuntos «que brinden una oferta competitiva y complementaria» como señalan a través de un comunicado.

El sello de calidad cultural, «seña de identidad de cada uno de los municipios”, servirá para desarrollar los proyectos culturales clave de cada una de las ciudades que compitieron las ciudades que compiteron por ser Capital Europea de la Cultura en 2016 y que finalmente se llevó San Sebastián.

Así, el calendario establecido en Córdoba fija el final de año como punto de partida para la constitución de la Asociación Ciudades Culturales 2016, objetivo que se complementará y que llevará aparejado el diseño de una programación conjunta para el próximo año y que reivindicará el valor de la cultura para estas cinco ciudades y el trabajo y la confianza que todas ellas han depositado en la actividad cultural como eje de desarrollo económico y social.

Al encuentro han asistido el alcalde de Burgos, Javier Lacalle; el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes; la delegada de Educación, Cultura y Deportes de Las Palmas de Gran Canaria, María Isabel García Bolta; así como la concejala de Fomento y Turismo de Zaragoza, Lola Ranera; que fueron recibidos por el alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto.

Para finalizar, los asistentes han acordado solicitar al Ministerio de Cultura la información completa sobre la investigación realizada y que desvincula a una de las representantes del Comité Seleccionador con la candidatura de la ciudad donostiarra.