El Secretario de Estado de Cultura, José María Lasalle destacó hoy en Segovia que el impulso de cultura en español y de la “economía creativa” será una estrategia prioritaria del Gobierno central para conectar educación y cultura a través de la apuesta de las industrias culturales asentadas en el espacio iberoamericano en el que existen más de 500 millones de hispanohablantes.

Lasalle, que participó en nombre del Ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert en la inauguración del curso “Juventud, cultura y educación en España y Chile. Tendencias, retos y necesidades”, organizado por la UNED, señaló que el objetivo en materia de educación debe situarse en “generar talento” para incrementar la competitividad de la educación española y conformar un sistema educativo “eficaz e igualitario”.

En declaraciones recogidas por la agencia Ical, Lasalle destacó además la importancia de una revisión del marco universitario de dos países, España y Chile, que “están sometidos por el peso de la crisis” y animó tanto a instituciones como a órganos educativos a identificar el talento, impulsar recursos y estimular soportes para poder adaptarse a las necesidades sociales del momento.

Junto a Lasalle, estuvieron en el acto inaugural celebrado en el salón de actos de la Diputación Provincial de Segovia, el presidente del Consejo para la Innovación y la Competitividad del Ministerio de Educación de Chile, Fernando Flores; el alcalde de Segovia y presidente del Órgano Rector de la UNED, Pedro Arahuetes; el diputado de Acción Territorial José Sanz Merino en representación del presidente de la institución, Francisco Vázquez; así como el vicepresidente y director de la Fundación Telefónica, Javier Nadal; el director de Universia, Jaume Pagés. Además el acto estuvo presidido por el rector de la UNED, Juan Gimeno, y contó con la presencia del director del curso, José Félix Tezanos, quién además dirige la Fundación Sistema.

Por su parte, el presidente del Consejo para la Innovación y la Competitividad del Ministerio de Educación de Chile, Fernando Flores, abogó por crear una educación “capaz de generar ingresos” y a un sistema más productivo, haciendo que “tecnología y humanidad se unan”. Flores incidió en que las titulaciones no corresponden la parte más esencial para una búsqueda de empleo satisfactoria sino que es la aplicación de conocimientos en muchas ocasiones el factor clave para esta tarea. A esto el presidente del Consejo animó a fomentar la figura de los mentores y profesores como guías en un “mundo global” para incrementar las relaciones sociales.

Flores señaló algunos de los principales problemas recogidos en el estudio de partida del curso recién inaugurado en la capital del Acueducto como el coste de la educación, citando como ejemplo el sistema educativo estadounidense, así como convivencia con una “educación secundaria clasista”, que es accesible para unos cuantos.

Partiendo de la situación inicial planteada por los invitados, el rector de la UNED, Juan Gimeno, destacó el “hermanamiento entre Chile y España” para identificar problemas comunes y reforzar acciones contra los mismos, así como la celebración del curso para reflexionar sobre la investigación y sus posibles soluciones.

Gimeno señaló que es necesario “un cambio de chip” ante los cambios sociales que se producen continuamente, dejando de lado la tendencia universitaria a transmitir simples conocimientos y abogó por formar a personas con capacidad crítica. “No se trata de abrumar con conocimientos, sino de armar con conocimientos”, concluyó.

 

Conocimientos desfasados

Tezanos explicó que el “esta ambiciosa investigación” es el de presentar de una forma empírica los cambios y retos a los que los sistemas educativos español y chileno, se enfrentan en escenarios de continuo cambio y entre los que se detectan desfases en determinados conocimientos como los idiomas y las nuevas tecnologías. “Ahora los abuelos acuden a sus nietos para que les ilustren”, señaló.

Ante esta situación el director del curso incidió en la importancia de este tipo de investigaciones para identificar tendencias y anticipar planteamientos que consigan que el sistema educativo que evolucione adecuándose a la realidad, creando una “flexibilidad curricular” que consiga un sistema consensuado que no implique continuamente cambios legislativos que ralentizan su crecimiento; así como el fomento de nuevas habilidades, del trabajo en grupo, de la enseñanza para tomar decisiones y para comunicar.

El conjunto de ponencias, que se prolongarán hasta el viernes 6 de julio, comenzó con la participación del presidente de la Fundación Cultura y Paz y exdirector general de la Unesco, Federico Mayor Zaragoza bajo el título Los retos de la educación en las sociedades del siglo XXI’.

Entre los ponentes se encuentran Camilo Escalona, presidente del Senado de Chile; Sabina Lobato Lobato, directora de Empleo, Formación y Proyectos de la Fundación ONCE; Ángel Gabilondo, ex Ministro de Educación y Cultura y catedrático de Filosofía en la UAM; y Eduardo Esteban Candía, jefe de Estudios del Ministerio de Educación de Chile.

El curso, de 35 horas lectivas, está dirigido a profesionales y estudiantes de la educación en España y Chile, especialistas y académicos especializados en juventud, así como a cuantas personas estén interesadas en profundizar en los retos, tendencias y dilemas educativos en la sociedad del siglo XXI, en un contexto general de transformaciones, en todas las esferas de lo social, que están afectando particularmente a los jóvenes. Cuenta con el patrocinio de la Fundación Sistema, Telefónica y Universia.