El gerente de Restaurante Aqqueducto, Roberto de la Fuente, ha querido, a través de un comunicado a los medios, pedir disculpas al Ayuntamiento de Segovia, personificado en el alcalde Pedro Arahuetes y en la concejala de Medio Ambiente, Paloma Maroto; por la polémica creada a raíz de las supuestas infracciones cometidas con la terraza del negocio en la Plaza de la Artillería. A la vez, De la Fuente ha manifestado haber retirado la ‘causa penal iniciada (…) con ocasión de la terraza del Restaurante Aqqueducto, por presunta prevaricación administrativa’.

A su vez, ha hecho especial hincapié en las disculpas por las ofensas que ‘les haya podido causar con mis adjetivos y calificativos, a veces gruesos e inoportunos vertidos en los medios de comunicación y otros escritos, por el conflicto de la terraza de mi establecimiento’, señala, a la vez que pide comprensión explicando que ha sido la obligación de defender los intereses de la empresa que dirige los que le han hecho moverse. ‘Indudablemente tengo la convicción, de que, al menos en parte de mis quejas y reivindicaciones tengo y me asiste la razón, pero he de reconocer que en la defensa de esas razones, en no pocas ocasiones, he perdido las formas sobre todo hacia Ud., Sr. Alcalde. Lo siento de verdad. Solo puedo hacer lo que estoy haciendo, y esperar se me acepten las disculpas’, añade Lafuente.

Para finalizar ha asegurado que próximamente presentará una nueva solicitud de licencia de terraza para los meses restantes hasta octubre, admitiendo ‘los desastrosos efectos económicos que estoy sufriendo con ocasión de la denegación de la terraza’, apostilla. Asímismo afirma que en esta nueva solicitud se contemplará el asunto de los anclajes al pavimento de las sombrillas, proponiéndose un sistema alternativo.