La Granja de San Ildefonso vive durante estos días su fiestas, y con ellas, llega una de las jornadas más esperadas en esta festividad de San Luis. La judiada que todos los años congrega a miles de personas en la Pradera del Hospital del Real Sitio. Pero ¿no te apetece aprender a hacer tus propios judiones de La Granja? Nosotros, te acercamos la receta para que la puedas hacer en casa.

 

¿Qué necesitamos?

500gr de Judiones de La Granja

1 oreja de cerdo

2 morcillos de cerdo fresco

250 gr de chorizo

1 cebolla mediana

1 hoja de laurel

3 dientes de ajo

80 ml de aceite

Perejil

1 cucharada de harina y Sal

 

 

 

 

 

Imagen por  jlastras (Flickr)

 

Manos a la masa

-No hay que olvidar que los judiones, por muy sabrosos y tiernos que queden aunque parezcan todo lo contrario, no se hacen sólos por arte de magia. El paso previo a ponernos a cocinar, y muy importante, es dejarlos la noche anterior en remojo.

-Escurrimos los judiones del agua de la noche anterior y los ponemos al fuego en una cazuela cubriéndolos de agua fría. A la vez, añadimos una hoja de laurel, que le dará sabor, y dejamos que hiervan.

-Para compensar la evaporación del primer hervor, añadimos un poco de agua más y cuando vuelva a hervir, ponemos la oreja, los morcillos, y el chorizo. Tapamos y dejamos cocer a fuego lento alrededor de tres horas. Esperamos con esto a que los judiones estén tiernos, en su punto. Los sabores se irán mezclando y los olores empezarán a abrirnos el apetito. Hay ganas de comer, ¿verdad?.

-Mientras esperamos a que poco a poco se vayan haciendo, pelamos y picamos la cebolla en trozos muy menudos. La pasamos a la sartén y la pochamos a fuego lento, hasta que adquiera una apariencia blanda y transparente.

-Introducimos en un mortero los ajos picados, el perejil y una pizca de sal y lo mezclamos bien.

-A la cebolla ahora vamos a añadir la harina, el pimentón y lo vamos a remover bien, procurando dar vueltas a la sartén, sin necesidad de usar cucharones, mezclándolo a la antigua usanza.

-Mezclamos el sofrito con los judiones, tomamos unos cinco judiones ya cocidos y se machacan con los ajos.

-La nueva mezcla, se vierte al guiso y dejamos cocer durante 15 minutos a fuego lento. Probamos y vemos qué tal de sal.

-Separamos la carne, la cortamos en trocitos y la incorporamos de nuevo al guiso.

 

¡Buen provecho!