El próximo viernes 25 de septiembre se inaugurará la primera tienda en Segovia, a la que seguirán las de Valladolid y Ávila, de venta de patatas directa al consumidor final. Una iniciativa que ha surgido tras la unión de los agricultores de este tubérculo para ofrecer “un precio justo” y para evitar los costes de los intermediarios.

HORCOCAF (Hortícolas Controladas Calidad Fuente), que así se denomina la sociedad agrícola que promueve esta pionera iniciativa en Castilla y León, es una cooperativa agraria tradicional formada únicamente por agricultores de “gran experiencia”, según señalan en un comunicado. Sus pilares fundamentales son “la producción de patatas de variedad Monalisa, la más apreciada en el mercado y la que mejor se adapta a la preparación de todos los platos, la innovación en los procesos productivos, el exhaustivo control de su calidad y la rigurosa distribución comercial, directamente del agricultor al consumidor”.

Toda su producción está avalada por la Certificación Externa de Calidad, otorgada por Agroin Certificaciones, además de por su Certificación ‘Calidad Fuente’, por la que se comprometen a cumplir estos principios de riguroso control desde la siembra del producto hasta la venta al consumidor.

Asimismo, esta cooperativa lanza una iniciativa pionera, vender sus productos a través de internet, para lo que han puesto en marcha la web www.patatasdepueblo.com donde particulares y hosteleros pueden hacer sus pedidos on-line y recibirlos en su domicilio en breve espacio de tiempo.

Fotografía Vic Lic (flickr)