El Acuerdo Marco establece, para cada ejercicio presupuestario, las bases y criterios para la financiación de los servicios sociales que prestan las diputaciones provinciales y los ayuntamientos de más de 20.000 habitantes. Se trata del principal instrumento de colaboración entre la Administración autonómica y las corporaciones locales en materia de Servicios Sociales.

Las subvenciones aprobadas se destinarán a las áreas de Servicios Sociales básicos, actuaciones destinadas a las personas en situación de dependencia, proyectos pilotos para la atención a la dependencia, acción social, inclusión social, protección a la infancia y personas con discapacidad.

Servicios Sociales básicos

Al área de Servicios sociales básicos se destinarán 82,1 millones de euros; ámbito en el que destaca la partida de 20,2 millones de euros para financiar a los 656 trabajadores que componen el personal técnico que presta servicios en los 189 Centros de Acción Social (CEAS). La Junta de Castilla y León refuerza de esta forma la red de CEAS, básica por su papel de prestataria de los Servicios Sociales.

Otros 56,5 millones de euros se dedicarán al Servicio de Ayuda a Domicilio, cuya previsión de usuarios para 2011 es de 28.000. Uno de los objetivos de la Junta de Castilla y León era incrementar la cobertura de este servicio durante esta legislatura en un 45%, hasta alcanzar la cifra de 25.000 usuarios, compromiso que se ha superado con amplitud.

Actuaciones destinadas a personas dependientes

Las actuaciones destinadas a personas en situación de dependencia recibirán una subvención de 6,3 millones de euros que incluye ayudas para cuidadores, mantenimiento de plazas residenciales y centros de día, estudios de funcionamiento de centros residenciales y formación de cuidadores.

Teleasistencia

La financiación del servicio de teleasistencia supera el millón de euros. Está previsto atender en 2011 a más de 26.000 personas.

Inclusión social

La subvención destinada a este apartado alcanza los 3,6 millones de euros. Se financiarán programas en los que participarán más de 10.600 personas en situación o riesgo de exclusión.

Protección a la infancia

El presupuesto de protección a la infancia es de 5,5 millones de euros. La Junta de Castilla y León apoya numerosas actuaciones relacionadas con la atención a los menores como programas de apoyo educativo, social y psicológico, programas de intervención con adolescentes de grupos sociales o barrios desfavorecidos que presenten conductas de riesgo para su salud física o psicológica, el mantenimiento y puesta en marcha de centros de estancias diurnas para menores en situación de riesgo o la implantación de acciones dirigidas a la prevención de la delincuencia y el apoyo a la inserción.

Personas con discapacidad

La financiación del área de personas con discapacidad alcanza los dos millones de euros para apoyar el mantenimiento de centros y servicios de atención a personas con discapacidad a través de plazas en centros de día, residencias, viviendas tuteladas o servicios de respiro familiar.