El paro en Segovia baja en más de 200 personas, pero el incremento interanual sigue siendo el mayor de Castilla y León

La estadística de desempleo provincial publicada este viernes referente al mes de septiembre de 2020 (215 parados menos, -2,75%) supone un importante descenso tras el incremento registrado en agosto. La cifra total se queda en 7.590.

La bajada del paro en la provincia se produce en un contexto de descenso generalizado, si bien es un porcentaje superior al del conjunto nacional, donde se ha producido un descenso un -0,69%, y al de Castilla y León (-1,52%).

A pesar de este descenso del paro, «Segovia sigue arrastrando el mayor incremento anual de desempleo de toda la región, con un 25,19%, lo que habla de la profundidad de la crisis al margen de datos aislados», subrayan desde la Federación Empresarial Segoviana.

Quizá lo más destacable de este buen dato en un contexto que sigue siendo negativo es que se ha producido un descenso del desempleo en todos los sectores, excepto en el colectivo sin empleo anterior. Se ha producido en Servicios (-112), en Agricultura (-84), Industria (-32) y Construcción (-19).

Ante estos resultados, «que no reflejan el verdadero deterioro que están sufriendo algunas actividades económicas y el empleo», FES, junto a CECALE, insiste en «la urgente necesidad de aumentar y agilizar la llegada de liquidez a las empresas, actuando sobre las líneas financieras ICO e Iberaval, a través de una mayor agilización de los procesos administrativos de su tramitación, una mejora de las condiciones de estas líneas con mayores plazos de amortización de préstamos, ampliación de años de carencia y mayor bonificación en sus tipos de interés, así como creando nuevos programas específicos de financiación, adaptándolos a las especificidades propias de cada sector y tamaño de la empresa. De esta forma, evitaríamos su quiebra inmediata y mantendrían la actividad, protegiendo por tanto el empleo».

En su opinión, las empresas viven un momento crítico, con restricciones aún imperantes en la actividad económica y por la incertidumbre, además, que está trayendo consigo el aumento de los rebrotes registrados en las últimas semanas, lo que requiere intensificar las medidas de ayuda a todos los sectores económicos para garantizar su supervivencia.

FES y CECALE siguen «reivindicando el valor de las empresas como única solución para reactivar la economía y preparar un camino que permita ganar competitividad. Además, confía en que el nuevo Plan garantice la continuidad de la mayor cantidad de empresas y empleos posibles en una coyuntura económica tan adversa y dilatada en el tiempo», concluyen.