El alcalde, Pedro Arahuetes, acompañado de la Concejala de Medio Ambiente, Paloma Maroto y del Presidente de la Junta Vecinal de Madrona, Ángel Tuñón, han comprobado el resultado de las últimas intervenciones realizadas por el Ayuntamiento en dos áreas estanciales del Barrio Incorporado.

En concreto, se ha actuado en el espacio a modo de plazuela que existe junto a las escuelas. Allí se ha sustituido el mobiliario urbano, obsoleto y deteriorado por el paso del tiempo, situado en el área de juego infantil de los más pequeños.

La segunda intervención, de mayor calado, se ha realizado en el área denominada Eras del Mercado. Se trata de un espacio de unos 2.300 metros cuadrados próximo al cauce del Río Frío, en el que ya en el año 2006 el Ayuntamiento celebró el Día del Árbol y, con la ayuda de niños y mayores, se plantaron 45 fresnos autóctonos.

Este espacio, que mantiene la plantación de entonces, ahora ha sido mejorado restaurando las partes de la pradera natural polifita (formada por distintas especies) existente y las zonas deterioradas por el paso inadecuado de vehículos que habían dejando la traza de las ruedas en la zona verde. Además, se ha instalado mobiliario urbano y un área de gimnasia suave de mayores.

Por último, y a petición de los vecinos de Madrona, el Ayuntamiento ha instalado en este espacio los restos del potro de herrar comunal del barrio. La zona ha quedado delimitada por un cerramiento perimetral de madera que ayudará a consolidar la zona de ocio y estancia de los vecinos.

En definitiva, este espacio está listo para que los vecinos de Madrona puedan disfrutar de él como zona de encuentro, de ocio y de estancia agradable.

La inversión realizada en el Barrio Incorporado de Madrona, para mejorar las dos áreas estanciales, asciende a 36.000 euros.