El pasado 1 de octubre, la Concejalía de Seguridad creó la nueva sección Sección de Atención Social (SAS) de la Policía Local, una unidad destinada a detectar y atender episodios de desamparo o conflicto en personas vulnerables, como mujeres víctimas de violencia de género, además de menores y mayores de 65 años en situación de riesgo.

En sus primeros tres meses de funcionamiento, la nueva unidad policial ha atendido a 17 mujeres víctimas de violencia de género, violencia familiar o en situación de riesgo o discriminación; casos detectados en intervenciones requeridas a la Policía Local. Además, mantiene hoy en seguimiento a otras 15 mujeres en el ámbito del convenio VIOGEN suscrito con el Ministerio del Interior y el Cuerpo Nacional de Policía.

Por otra parte, dentro de su ámbito de actuación, la nueva Sección de Atención Social ha atendido, desde el pasado 1 de octubre a 44 niñas, niños y adolescentes, menores de 18 años; y a 48 personas mayores de 65 años, en su mayoría por incidentes sanitarios, tanto en vía pública como en sus domicilios.

Aunque con anterioridad los agentes ya intervenían ante cualquier aviso o llamada para atender a estos colectivos vulnerables, la Concejalía de Seguridad apostó por crear esta sección específica dentro de la Policía Local.